Funcionaria en periodo de lactancia denuncia despido arbitrario del CAH

Autoridades de la institución alegan que se trata de un cargo de confianza, aunque la ley establece para estos casos que el funcionario vuelva a ejercer su función anterior.

La Ing. Gladys Canese y su hijo de cinco meses.

La Ing. Gladys Canese, quien se desempeñaba como gerente de Operaciones y Tecnología en el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), denunció que fue despedida sin causa justificada y de manera arbitraria en contravención a la ley que protege a las mujeres con licencia por maternidad.

La afectada informó que interpuso un recurso de consideración antes de iniciar las acciones judiciales pertinentes por despido arbitrario de parte de la actual presidenta del ente, Amanda León, que violó las garantías constitucionales de la estabilidad laboral, que en la función pública es de dos años, además de las disposiciones que protegen a las mujeres en estado de gravidez o lactancia.

“No hubo ningún sumario. Simplemente me dieron las gracias y me dijeron que era un cargo de confianza. Yo pedí una reconsideración de mi caso. Yo era gerente y es cierto que en ese puesto se está en directo contacto con la presidenta de la institución. Ellos podían asignarme otra función”, señaló Canese haciendo alusión a lo dispuesto por la Ley de la Función Pública, que faculta a las instituciones a disponer de los cargos de confianza sin las medidas reparatorias del despido, pero teniendo que devolver al funcionario a su función anterior.

En este sentido Canese apuntó que antes de llegar a gerente, la ascendieron dos veces, por lo que le correspondía volver a su función anterior. Sobre su labor en la institución dijo que realizaron una renovación del sistema informático y de cobros. En este punto señaló que antes los datos eran cargados de manera manual y que existía un retraso de seis meses. Con la informatización por ella dirigida, se llegaron a detectar casos de campesinos cuyas propiedades fueron rematadas, pero que aún figuraban con las deudas.

Canese aseguró que gracias a su labor la institución logró un ahorro de 1.500 millones de guaraníes al dejar de tercerizar el procesamiento de los datos y los cobros, además de ganar en eficiencia, rapidez y transparencia.

Asimismo, informó que su caso no es el único, ya que a través de la figura de la no renovación de contrato fueron apartados 5 funcionarios, además de otros dos que fueron directamente despedidos, por lo que la institución se verá obligada a tercerizar nuevamente los servicios informáticos.

Ante consultas de la prensa, el asesor jurídico del CAH, Julio César Recalde Téllez, justificó el despido alegando que se trataba de un puesto de confianza.

El gobierno de Horacio Cartes ha emprendido una ola de despidos masivos de funcionarios no colorados valiéndose de la misma figura, la de los cargos de confianza. La semana pasada fueron despedidos 48 funcionarios del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) utilizando el mismo argumento, aunque la gran mayoría eran profesionales universitarios pertenecientes al sindicato Yvytu Pyahu, independiente al partido de gobierno.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.