Frente Guasu reivindica negociaciones con Brasil sobre energía eléctrica

De 120 millones de dólares pasó a recibir 360 millones. También logró el financiamiento de una línea de transmisión para aumentar la capacidad de distribución. Y se resolvió que, al cierre del Tratado, la posibilidad de venta a terceros países a partir del 2023.

“El acuerdo del 25 de Julio es considerado un importante cambio de rumbo en las relaciones bilaterales entre Brasil y Paraguay, con miras a un relacionamiento de mayor equidad, teniendo en cuenta las asimetrías de los dos países, restituyéndose una justicia históricamente postergada para el pueblo paraguayo”, nos comenta el Frente Guasu

Además de la triplicación de la compensación de la energía cedida a Brasil por Paraguay, “en aquella ocasión el país vecino admite -por primera vez en la larga y conflictiva historia de Itaipú- la libre disponibilidad para que ambos países puedan vender la energía a terceros países desde 2023”, sostiene.

Según el Frente Guasu, este acuerdo con Brasil significó un logro trascendental para la diplomacia paraguaya y el gobierno del entonces Fernando Lugo, “quien en sólo 10 meses de mandato logró un importante avance sobre la reivindicación de la soberanía energética de Paraguay, que fuera una de las banderas principales de su campaña política del 2008”.

 

Comentarios

Publicá tu comentario