Frente guasu acusa a mayoría parlamentaria de «criminal, sucia y miserable»

Recortar el presupuesto para necesidades básicas de 95 mil familias en extrema pobreza va contra los derechos humanos, aseguran.

Congrego.

La concertación de movimientos y partidos de izquierda, Frente Guasu (FG), por medio de un pronunciamiento denuncia y repudia «la actitud criminal, sucia y miserable que envuelve a una mayoría parlamentaria, cuando en su discurso coloca una serie de excusas para negar la asistencia social a miles de compatriotas en situación de extrema pobreza, evitando una ampliación presupuestaria para lo que resta del año y anunciando recortes en el Presupuesto General de Gastos de la Nación de 2012 (PGGN) para la Secretaría de Acción Social (SAS)».

Según el FG, ya con los recortes al PGGN hechos para 2011, el Congreso Nacional, a sabiendas, aprobó un presupuesto que no alcanzaría para cumplir con el  programa de Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC) para 95.000 familias que no pueden cubrir el costo de una canasta básica de alimentos.

«En este momento, una mayoría pretende evitar que esas 95.000 familias puedan recibir las transferencias hasta diciembre de este año y también se manifiesta a favor del recorte del PGGN 2012 para dejar en la misma situación a esas miles de familias y, al mismo tiempo, evitar que se sumen más familias en situación de extrema pobreza al programa mencionado».

El Frente Guasu «condena esta actitud y reivindica el derecho de todo habitante del Paraguay, a no morir de hambre y, por el contrario, tener la garantía consagrada en la Constitución Nacional, a la vivienda, a la alimentación, al trabajo, a la educación y a la salud. No podemos más que rechazar y repudiar calificativos como «populismo» o «prebenda» cuando ese mismo Parlamento se niega a aprobar el Impuesto a la Renta Personal (IRP) y sigue defendiendo un sistema tributario absolutamente injusto que no cobra impuestos (ni inmobiliarios, ni a la extracción de materia prima) a los grandes explotadores de la tierra».

Es urgente y necesario un profundo debate a lo largo y ancho del país, con toda la población, acerca del modelo productivo y de la situación de las tierras malhabidas, pues tanto el modelo productivo como la tenencia irregular de tierras generan expulsión de miles de compatriotas y concentración en la ciudad con el consecuente crecimiento de la pobreza y la delincuencia.

Afirmaron también que hay una confrontación entre la mayoría parlamentaria y el pueblo paraguayo. «Lamentable y repudiable confrontación entre los supuestos representantes del pueblo y el propio pueblo que los votó».

Finalmente, sentenciaron argumentaron que «mientras tengamos a estos “representantes” en el Congreso Nacional no podremos reconstruir el sentido de Nación. Por todo lo expresado, nos sumamos a las movilizaciones en todo el país, en defensa de los Derechos Humanos, asumiendo que mientras un paraguayo, una paraguaya sufra por el hambre y se encuentre excluido/a del modelo productivo del país, estaremos obligados a apoyar los programas sociales de cualquier gobierno, por supuesto, velando porque la asistencia se realice con transparencia y de ninguna manera recortando presupuestos sociales por nuestra incapacidad de control».

Comentarios

Publicá tu comentario