Fraude del Catastro puede equipararse al crédito Chino

Miembros de la Contraloría califican de disparatadas intenciones de saber el destino de los 60 millones de dólares.

La intención sería extinguir la causa y evitar el Catastro, para encubrir el robo de las tierras del Estado, según el Ing. Augusto Ríos Tonina.

El Catastro puede dar la situación de las tierras en el país, así como idenficiar las que fueron usurpadas al Estado. Este sería el principal motivo por el que los intereses terratenientes buscan dilatarlo.

Por: Diego Barreto.

El Catastro de propiedades rurales es hoy un tema nacional. Se han realizado préstamos por unos 60 millones de dólares para su ejecución, pero nunca se concretó, y el destino del dinero es un misterio.

Ante esta grave situación, el Ing. Augusto Ríos Tonina solicitó a la Contraloría general de la República, una auditoria sobre el caso ya en 2008. Nunca obtuvo respuesta, o si la tuvo no llenaron las expectativas.

¿Qué se hizo con el dinero para el Catastro Nacional, que lleva esperando cerca de 20 años? La auditoría podría dar la respuesta.  Mientras tanto se puede deducir que con los 60 millones de dólares, no se hizo nada.

Al dilatar la investigación, según la fuente, la Contraloría no hace sino ser parte responsable de que  esta suma multimillonaria la tenga que saldar el Estado en vano. Un fraude, sin dudas, que podría ser no un fraude más al Estado paraguayo, sino uno que tiene como telón de fondo la no puesta en marcha de un catastro que pueda determinar quien tiene tierras y en qué condiciones, disipando así la especulación inmobiliaria y allanándose así el camino para la tan mentada reforma agraria.

Sin respuesta

Ante la solicitud, la primera respuesta vino del ex Contralor Octavio Airaldi, quien dijo que los fondos estaban administrados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (P.N.U.D.), pues el Estado paraguayo no gozaba de “munidad financiera”, por lo que no fue el destinatario directo de las financiaciones venidas del exterior, algo que para Tonina escapa totalmente a la realidad.

Ese fue el dedo en la llaga que motivó a un grupo de ciudadanos acompañado del Ingeniero en cuestión a solicitar la intervención de la Contraloría, pero en detrimento, recibieron todo tipo de evasivas y de improperios, incluso por parte de quien debía llevar a cabo la auditoría.

¿Quién controla el erario público?

Pero más grande fue la sorpresa cuando la propia Directora de Economía de la Contraloría calificó en una correspondencia interna dirigida al propio Contralor actual, de que la petición de los ciudadanos de auditar dichas operaciones “nunca” ejecutadas valga la redundancia, eran infundadas y si acaso tenían un motivo eran disparatadas.

Para Tonina todo los tapujos, lo malos tratos y la falta de respuesta y compromiso por parte de la misma Contraloría y sus funcionarios se debe a una cuestión política, que en el fondo nada más trata de ocultar los conocidos excedentes de tierras fiscales en el campo.

Hace un año le dijeron que en seis meses se tendría un panorama real del asunto. Aún hoy no reciben respuesta, pero irían de vuelta a la carga.

Apañar el robo al Estado.

Los préstamos se distribuyen de la siguiente manera: uno del Banco Mundial por 29 millones de dólares; dos del BID, por un valor total de 19 millones de dólares; uno del Japón, por 135.100.000, y una contrapartida del Estado que ascendía a 1 millón de dólares. De ninguno se sabe sus resultados, salvo que el desembolso por parte de estas instituciones se hizo en su totalidad, según Ríos Tonina, o sea, que el Estado prestó en unos 20 años alrededor.

En un país donde el caldo de cultivo es la impunidad, situación de la que se aprovechan los más venales individuos que bucean como en un idílico mar al ser así nuestra justicia, no es de extrañar que hasta la Contraloría, institución encargada de velar por el manejo de los recursos del Estado se encargue totalmente de lo contrario, de apañar el robo al erario público en directo perjuicio al bolsillo del contribuyente. Su modus operandi, dilatar auditorías para extinguir la causa.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.