Franco sufrió un día de escraches públicos este miércoles

En horas de la mañana frente al Panteón de los Héroes, donde tuvo que esconderse en un bar. Por la tarde, durante la misa de la Catedral Metropolitana, no le quedó otra que refugiarse en sus gafas negras.

Manifestanción contra Franco en el acto frente a la Catedral de Asunción.

Manifestanción contra Franco en el acto frente a la Catedral de Asunción.Foto difundida en las redes sociales.

El presidente impuesto por el golpe parlamentario en Paraguay, Federico Franco, sufrió un día de escraches y repudios públicos este miércoles 15 de agosto, en medio de las distintas actividades de festejos por la Fundación de Asunción a las cuales asistió.

En horas de la mañana, unos 50 manifestantes llegaron al Panteón de los Héroes, donde se encontraba Franco participando de un acto, según reportó la 780 am.Finalizado el evento, trató de retirarse pero los manifestantes empezaron a repudiarlo y gritarle «golpista». Debido a esto, tuvo que esconderse en un bar céntrico ubicado frente al Panteón, y permaneció allí resguardado de la manifestación.

En horas de la tarde, el titular del ejecutivo impuesto por el golpe participó de una misa en la Catedral Metropolitana realizada en el marco del día de la Virgen Santa María de la Asunción. Allí volvió a ser repudiado publicamente y en pleno acto por un grupo de manifestantes. Ya ante su llegada, los manifestantes se instalaron frente al mandatario con carteles que rezaban frases como: «Federico, pokyra de las multinacionales», o «Franco deja de mentir, estás vendiendo el país».

Guardias y policias quisieron alejar a los manifestantes y los hicieron retroceder del lugar, según informaron algunos medios nacionales. Al no poder huir del repudio público, a Franco no le quedó otra que refugiarse tras unos lentes oscuros.

Comentarios

Publicá tu comentario