Franco entregó pagarés por valor de 550 millones de dólares en nombre de Paraguay

Los gobiernos tienen dos formas de endeudarse, a través de empréstitos o de instrumentos de deuda, bonos o pagarés, que, en términos de orden de prelación son iguales; el gobierno de Franco endeudó al Paraguay en 550 millones de dólares al entregar bonos a inversionistas privados.

En términos de ventaja, los empréstitos o préstamos son más ventajosos que la emisión de bonos o pagarés. En términos simples: un mal menor. El economista Luis Rojas explicó, en una nota publicada en portal VientoFuerte.com, que actualmente existe disponibilidad de fondos para Paraguay en organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y en la Cooperación Andina de Fomento (CAF).

Rojas, docente de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y miembro de la Sociedad de Economía Política del Paraguay (SEPPY), explicó la diferencia entre la emisión de pagarés y los préstamos. Los primeros pagarán un interés cercano al 8% anual mientras que los créditos de organismos tienen tasas por debajo del 3%. Por ejemplo: el del BID para el Metrobus, rechazado por el Congreso, tenía una tasa menor al 1%.

Los pagarés emitidos por el gobierno de Federico Franco tienen plazos de 10 años mientras que los créditos son superiores a 15 años, con algunos años de gracia. El del Metrobus era a 30 años.

Gracias a los bonos de Franco, el Paraguay deberá pagar comisiones al broker o agente, en este caso al Citibank. El monto asciende a más de 5 millones de dólares. En los créditos no existe la comisión

¿Quiénes compran los pagarés o bonos? Rojas indicó que lo hace cualquier inversionista privado, a quien no le importa el destino que se de a esos fondos. “Los créditos con organismos están planificados en qué se gastará, y existe un seguimiento del uso de dichos fondos. Por tanto con los bonos hay mayor posibilidad de malversación de fondos”, finalizó el profesional.

Comentarios

Publicá tu comentario