Franco: entre el poder real de los empresarios agrícolas y la necesidad del voto campesino

Los referentes de la UGP y la ARP fueron ayer hasta Mburuvicha róga a criticar con dureza al presidente por su acercamiento a los sin tierra. Franco está embretado entre el poder real de los empresarios agropecuarios y la necesidad de ganar votos de cientos de miles de campesinos para Efraín Alegre.   

 

Fuente: ea.com.py

Germán Ruiz, de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), y Ramón Sánchez, de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), se reunieron ayer con el presidente golpista a tempranas horas de la mañana. Al término del encuentro, ambos salieron a informar a la prensa sobre la reunión.

«Hay que cumplir la Constitución y las leyes; si alguien viene y te invade tu casa, tienen que actuar la Fiscalía y los organismos de seguridad de Estado», comunicaron al presidente, según informó con duro tono Sánchez, refiriéndose a las ocupaciones de tierras que los campesinos sin tierras realizan.

«Tenemos una postura que con la violencia no estamos de acuerdo que sea una manera de reivindicar cualquier tipo de reclamo. Ahora comienzan con amenazas y con este tipo de cosas no vamos a avanzar hacia una dirección que queremos…», reclamó, aludiendo específicamente a las advertencias hechas por los dirigentes de la Liga Nacional de Carperos, de que si el gobierno golpista  no adquiere en este año el inmueble de 7.862 hectáreas ubicado en el distrito de Unión, en San Pedro, propiedad del ganadero Eliodoro Cohene, para las comunidades indígenas, retomarán las ocupaciones.

Pero el mensaje de fondo que  los empresarios agropecuarios dejaron al primer mandatario es que se detenga en su acercamiento político-electoral a la Liga Nacional de Caperos, cuyos dirigentes exigen a Franco la expropiación de varias propiedades (las de Ñacunday de Favero, las de Marina Kue en Curuguaty, las de Unión en San Pedro y las de Ulises Teixeira, también en San Pedro) a favor de las comunidades de campesinos sin tierra, a cambio de apoyar la candidatura presidencial de Efraín Alegre, del PLRA, y de captar votos de los sectores populares, urbanos y campesinos, para el proyecto Alegre, en las elecciones del 2013.

Tanto Ruiz como Sánchez fueron claros con Franco, en la reunión de ayer: antes que expropiar tierras para los campesinos, que concentré su esfuerzo en realizar el censo a las 208 colonias campesinas que, según los empresarios, fueron otorgadas como parte de la reforma agraria de los sucesivos gobiernos colorados hasta el 2008. El resultado de este censo identificará a los campesinos que vendieron sus derecheras violando la ley del Estatuto Agrario y revelará que “ya se otorgaron 3 millones de hectáreas a los campesinos”, según ellos afirman.

Luego de la reunión con los empresarios agrícolas, Franco, en declaraciones a Radio Primero de Marzo, salió a defender su inesperada relación con los sin tierras. “…los carperos son también paraguayos, son compatriotas y el Gobierno brindó -les- asistencia en materia de arreglo de tierras y ayuda de semillas…”, expresó.

Como parte de una estrategia electoral del Proyecto Alegre- Filizzola, y utilizando como privilegiado enlace los contactos políticos del gobernador de San Pedro, José Pakova Ledesma, con los campesinos sin tierras, Franco ha mantenido varias reuniones a puertas cerradas con los principales dirigentes de la Liga.

En este marco de negociaciones, los principales dirigentes de la Liga, como Eulalio López y José Rodríguez, han ofrecido el gesto público de llamar a las izquierdas a re-atar la muerta Alianza Patriótica para el Cambio para las elecciones del 2013 con los liberales, “para impedir que los colorados vuelvan al poder”.

Comentarios

Publicá tu comentario