Franco dice que no pudieron atrapar a los del EPP porque no se “identifican como tal”

No los agarraron del “jopo” a los del EPP, pero hicieron trabajo de “inteligencia” aseguró Franco, el cual será su “legado”. Por culpa del presupuesto “exiguo” no pudo hacer más dice. Millones de guaraníes fueron destinados al combate del Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP).

 

Federico Franco. Foto: Fanpage de Facebook.

En actos realizados en Concepción este domingo, Federico Franco aseguró que el corto tiempo y el “exiguo presupuesto” conspiraron contra la posibilidad de desbaratar al Ejercito Paraguayo del Pueblo (EPP) y aprehender a sus cabecillas.

Dijo que una de las principales dificultades para atrapar a los integrantes del EPP es que sus miembros no se identifican como tal, realizan actividades normales y tienen sus momentos de ser EPP.

Aseguró que sus mayores “logros” en la lucha contra el EPP es la mayor presencia del Estado en las zonas críticas, mucha información y gente preparada.

Entre los “legados” para el gobierno de Cartes con respecto al EPP, Franco se refirió a “la información procesada y almacenada convertida en inteligencia, es lo que está haciendo ahora pero eso lleva tiempo, dos, tres años para poder tener”.

Del “Jopo”

En diciembre de 2011, entonces vicepresidente de la República, Federico Franco había dicho querer “llegar a la presidencia de la República para traerlos del jopo a los del EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo)”.

Federico Franco accedió a la presidencia de la república en junio de 2012 mediante un golpe parlamentario. Sin embargo, las acciones de su gobierno contra el EPP solo produjeron intimidación de poblaciones campesinas, y arrestos arbitrarios.

Presupuesto “exiguo”

Al Ministerio del Interior se le entregaron 5 mil millones de guaraníes para que pague a informantes en la época del secuestro de Fidel Zavala.

También se destinaron unos 102 mil millones de guaraníes aprobados por el Congreso en el 2010 para la compra de equipos (rubro 550) y fue ejecutado el 100%.

En el 2011 se volvió a otorgar unos Gs. 170 mil millones para adquirir insumos y armas.

El 6 de julio del 2012 el Ministerio del Interior había convocado a medios de prensa para mostrar la entrega de equipos de trabajo a policías del Grupo de Comando de Operaciones Rurales, especializados en la lucha contra el EPP.

Aquel acto fue encabezado por el ministro Caballero. Se entregaron 200 pares de botas tácticas, 4.400 cartuchos de diferentes calibres, 30 visores nocturnos, 60 mochilas tácticas, 24 chalecos balísticos, entre otros elementos.

Pero la entrega se convirtió en un escándalo un día después. El Ministerio del Interior ordenó la devolución de las botas. Los agentes que habían recibido la orden de entrega, filmaron (vía celular) el momento en que se devolvían las botas. Eran solo para la foto.

El periodista Justiniano Riveros (Ultima Hora) había informado, entonces, que las devoluciones se realizaron en medio de protestas por parte de los policías, que indicaron la «·vergüenza» que pasaron.

Caballero contradice la versión de Franco, que reclamó la falta de presupuesto, insistió que las limitaciones fueron de recursos humanos más que de infraestructura.

El ministro del Interior, en un informe al Congreso en junio pasado, declaró incapaz a la Policía Nacional para combatir al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y reconoció el fracaso del gobierno en las intervenciones hechas en el Norte del país. Descartó un estado de excepción, por lo que “dejó a cargo” del presidente electo, Horacio Cartes la desarticulación del grupo.

Atropellos a comunidades

Tacuaty Poty, Concepción, es una de las comunidades donde más denuncias sobre atropellos se han generado en el marco de las acciones del gobierno contra el EPP.

Los pobladores denunciaron ante organismos de Derechos Humanos que la policía realizó arrestos arbitrarios, procedimientos con violencia extrema, que en las casas, apartaban a los niños y niñas y les apuntaban a la cabeza con sus armas, intentando interrogarlos. También realizaron otros allanamientos frente a una escuela, en horario de clases, alarmando a los estudiantes. Otra de las cosas que se registraron, según denunciaron los pobladores fue la crueldad, el robo de pertenencias en las casas y el intento de implantar pruebas por parte de la comitiva fiscal y policial entre los pobladores.

En uno de los casos, en una de casas allanada, la propia fiscala Fanny Aguilera habría tirado al suelo una asadera con comida. En la misma casa se robó dinero según la familia.

El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura realizó una visita a la zona tras las denuncias, y exigió a las fuerzas públicas evitar hechos de tortura.

Fuente: 970/E’a/Hoy

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.