Fotógrafo que captó supuestos celos de Michelle Obama lamenta que se haya trivializado homenaje a Mandela

Duda de que haya existido una situación de celos, fue una «mala interpretación», dijo. «Supongo que es un símbolo de nuestro tiempo que de alguna forma esta imagen logra más atención que el propio evento», dijo el fotografo colombo-alemán Roberto Schmidt. El fotografo quería mostrar cómo tres personajes importantes se divertían como niños en lugar de conservar la seriedad propia de un evento como ese.

Algunas de las imágenes captadas. Foto: AFP/AP

Las ceremonias fúnebres del líder sudafricano, símbolo mundial de la lucha contra el racismo, Nelson Mandela, congregó a varios líderes mundiales, que por momentos le robaron protagonismo al mismo homenajeado.

El presidente de EEUU, Barack Obama, fue noticia desde ayer, y no por realizar un histórico discurso, sino por una supuesta escena de celos. Obama se realizó una serie de fotos autorretrato o “selfies”, con la primera ministra de Dinamarca Helle Thorning, y según unas fotos de la agencia AFP, pareciera que no fueron del agrado de su esposa Michelle.

Las espontáneas fotografías de dicho momento, y que recorrieron el mundo, fueron tomadas por el fotógrafo colombo-alemán Roberto Schmidt que trabaja para la agencia AFP.

En su blog, Schmidt narra la historia detrás de las polémicas fotos donde aparecen el presidente de Estados Unidos Barack Obama, el primer ministro británico David Cameron y la primera ministra de Dinamarca Helle Thorning.

Schmidt quería mostrar cómo tres personajes importantes se divertían como niños en lugar de conservar la seriedad propia de un evento como ese. El fotógrafo nacido en Bogotá, comentó en su blog que es increíble como una fotografía como esa llama la atención de las personas en lugar de que la atención se centre en el homenaje a Mandela.

Según dijo el fotógrafo, cuando captó las imágenes la ceremonia había comenzado hacía dos horas. «Yo estaba pendiente de lo que sucedía alrededor de Obama y de un momento a otro la ministra danesa sacó un celular y se fotografío sonriente con Cameron y Obama».

Lo que llamó la atención es que aunque los tres mandatarios se ven felices, Michelle está a un lado con una mirada fusilante, que pareciera indicar su descontento con la situación. Sin embargo, también hay otras imágenes en las que se le ve sonriente conversando con Helle Thorning.

Schmidt agregó que toma las fotos espontáneas sin pensar en las consecuencias que puedan tener, “son líderes mundiales actuando como seres humanos comunes”, añadió.

El selfie, la foto del supuesto celo. Foto: AFP.

«Supongo que es un símbolo de nuestro tiempo que de alguna forma esta imagen logra más atención que el propio evento».

Schmidt termina su escrito con una reflexión sobre la trivialización mediática de la ceremonia de despedida a Nelson Mandela: «El equipo de la AFP trabajó duro para demostrar las reacciones que la gente de Sudáfrica tenía por la muerte de quien consideraban su padre. Enviamos alrededor de 500 fotos, tratando de retratar sus sentimientos reales, y esta imagen eclipsó mucho de este trabajo colectivo».

Entrevistado por Terra Colombia, aseguró los supuestos celos son solo una “mala interpretación”.

“La verdad no sé si está molesta o no la primera dama de Estados Unidos, es una pura interpretación de la imagen que ha causado tanto furor. Si alguien quiere saber, debe llamarla (a Michelle Obama) y preguntarle”, dijo el reportero gráfico, desde Sudáfrica.

Fuente: Semana.com, Pulzo.com, Terra.co

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.