Fiscal acusa a policías por escaso avance de la investigación de asesinato de periodistas

Responsables de la investigación de los asesinatos de los periodistas Carlos Artaza y Fausto Gabriel Alcaraz, perpetrados en la ciudad de Pedro Juan Caballero, señalan que la policía se cruza de brazos en casos que involucran a políticos.

El fiscal Samuel Valdez y el juez Luis Benítez durante la reunión con miembros del SPP.

El fiscal Samuel Valdez y el juez Luis Benítez durante la reunión con miembros del SPP.

El pasado sábado, miembros del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) mantuvieron una audiencia con autoridades judiciales y fiscales responsables de la investigación de los asesinatos de los periodistas Carlos Artaza (abril de 2013) y Fausto Gabriel Alcaraz (mayo de 2014). La reunión se realizó en el Palacio de Justicia de Pedro Juan Caballero.

La comitiva del SPP estuvo integrada por el secretario general, Santiago Ortiz; el secretario de Interior, Pedro Benítez; la secretaria de género Mariela González, el secretario de organización Vicente Páez, y los miembros Zulema Alcaraz, Rufino Diana y Paulo López. Acompañó a los delegados del gremio el abogado Dante Leguizamón, de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy).

“Politización”

El fiscal Samuel Valdez, quien investiga ambos crímenes, sostuvo que los casos se han “politizado” y que la policía se cruza de brazos cuando se trata de asuntos que involucran a los políticos. Dijo que, por temor a represalias u otras razones, la policía no ha realizado las diligencias necesarias para avanzar en el esclarecimiento del caso.

La “politización” a la que se refirió el agente fiscal fue en referencia a las disputas entre el gobernador de Amambay, Pedro González, y el senador Robert Acevedo. En el caso del asesinato de Artaza, ambos políticos se acusaron mutuamente del hecho así como de tener vínculos con el narcotráfico.

En el caso de Alcaraz, quien trabajaba en la radio Amambay, propiedad de Acevedo, se manejó la hipótesis de que el homicidio fue en represalia a las denuncias realizadas por el comunicador contra el gobernador González, quien supuestamente ordenó la liberación de un narcotraficante brasileño.

Asimismo, otras de las sospechas apuntan a que Alcaraz había denunciado la supuesta implicación del narco brasileño Jarvis Chimenes Pavão en el atentado contra el senador Acevedo en 2010, donde murió el chofer y un custodio.

Policía no presenta informes

Por su parte, el juez José Valiente, asignado al caso Artaza, señaló que a más de un año del asesinato la policía ni siquiera presentó la investigación conclusiva, a pesar de los reiterados pedidos.

Entre tanto, el juez del caso Alcaraz, Luis Benítez, también apuntó a la inacción policial que se verifica en el caso, sobre todo por temor a la mafia, dijo. Señaló que la ciudad solo tiene 3 agentes en el área de homicidios, pero que carecen de personal especializado para investigar los crímenes de la mafia.

También mencionaron la escasa colaboración del Ministerio del Interior, que solo ha enviado desde Asunción a un comisario, quien permaneció en la ciudad durante tres días y ni siquiera se cuenta con un informe que colabore con el avance de la investigación. Lamentaron además que las telefónicas Tigo y Personal no facilitan los datos requeridos para analizar los cruces de llamadas.

Finalmente, los miembros de la comitiva del SPP señalaron su preocupación porque las pesquisas se orientan mayormente a capturar solo a los sicarios y no se avanza en la investigación de quiénes fueron los autores morales de los crímenes. En efecto, los jueces y fiscales admitieron que el principal objetivo es capturar a los autores materiales.

Comentarios

Publicá tu comentario