Fear Factory: demoledor show en la noche asuncena

Amos y señores del metal industrial, Fear Factory se presentó en la noche del miércoles en Kop Town, en el marco del “Paraguay Alternativo II” junto a destacadas bandas locales.

Fotos: R.C/E’a

Previo al show de Fear Factory, las bandas nacioanales Savage Atrophy, Forget me not, Nhandei Zha, Steinkrug junto a los argentinos Pork,  supieron ganarse los aplausos del público, demostrando la calidad de la que gozan los grupos locales y el representante del vecino país. De igual manera, NOD 206 que se presentó luego del acto principal de la noche.

Fear Factory es una de esas bandas que uno jamás pensaría que vería en Asunción. Mucho menos en un lugar para mil personas en pleno microcentro capitalino. Pese a previas giras sudamericanas durante este año por Chile y Argentina, esta fue la primera vez que el público nacional tuvo la oportunidad de comprobar porque el cuarteto estadounidense está calificada como una banda legendaria dentro del género.

Cerca de las 22:30 horas, la banda liderada por el cantante Burton C. Bell y el guitarrista Dino Cazares saltó al escenario de un Kop Town colmado de gente. Arrancaron con “The industrialist”, primer corte del disco homónimo que lanzaron hace apenas dos meses. Desde un comienzo ya se podía presentir que los riffs y los dobles bombos de velocidades inhumanas -marca Fear Factory- dejarían sus secuelas en el cerebro y cuerpo de los casi mil presentes.

Luego del arranque, el set list se centró en  “Obsolete”, tercer disco de la banda. Así se sucedieron una tras otra “Shock”, “Edgecrusher” y “Smacher/Devourer”, canciones con las que Burton C. Bell supo demostrar la facilidad con la que combina los gritos desaforados con voces limpias. Sin dudas, un cantante con una garganta privilegiada. Asimismo vale destacar la violencia atrás de cada golpe de la batería de Mike Heller, quién se lució detrás de los parches a lo largo del show, junto al bajista Matt DeVries, ambos responsables de esa base poderosa y brutal que tiene la banda. Por su parte, Dino Cazares no se cansaba de machacar a su guitarra con un arsenal de impresionantes riffs tan característicos del músico.

Fotos: R.C/E’a

La agresión sonora desde el escenario no bajaría ni un segundo durante la hora y media que estarían sobre el escenario, en el cual la banda basó su show en los discos en los que participó Dino Cazares, ignorando por completo las canciones “Archetype” y “Transgression. Pasaron “Powershifter” y “Fear campaign”, dos temas brutales de “Mechanize”, con los que  demostraron que tan potente puede sonar una banda de metal extrema.

A Burton se lo veía bastante suelto y conversador con la gente, al que cada tanto saludaba entre canción y canción. Por su lado, al público se lo notaba contento y efusivo, a juzgar por la manera en la que coreaban las canciones junto al cantante. Por su parte, en un momento del show, Dino Cazares amagó con tocar una canción de Brujería, lo que generó los aplausos de la audiencia que lo acompaño con el coro  de “Consejos narcos”, uno de los temas del clásico “Raza Odiada”, segundo disco de la banda de la que el corpulento guitarrista formó parte desde sus inicios.

El sonido durante Fear Factory era perfecto y a cada nota arrancada por los músicos sacudía a la audiencia a una velocidad descomunal por momentos. Promediando el show, mecharon canciones del último disco, “Recharger” y “New Messiah”, con “Martyr” y “Spacegoat, canciones que se desprenden de “Soul of a new machine”, primer disco de la banda.

Y para que no queden dudas, a juzgar por los temas que eligieron para el final, “Demanufacture” es el clásico de Fear Factory, puesto que cerraron el show con cuatro canciones de aquél legendario disco que dejó su marca influyendo a una inmensidad de bandas alrededor del mundo. Poder de la música mediante, era fines de los 90’s en Kop Town, de la mano de “Demanufacture”,  “Self Bias Resistor”, “Replica” y “Zero Signal”, canciones que en su momento marcaron la adolescencia de una gran parte del público presente.

Poderosos riffs, voces del mismísimo infierno y dobles bombos demoledores fueron la constante del show de Fear Factory, para un público consciente del que poder asistir a este tipo de conciertos en nuestras tierras es un privilegio y el hecho de que esto sea posible gracias al esfuerzo de Diorama, la productora responsable del show, sirve para elevar el nivel de futuros eventos de gran relevancia que están por venir para los amantes de la música pesada.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.