“Favero alambró Parques Nacionales como suyo”

Varias personas entrevistadas en el programa Made in Paraguay, denunciaron esta tarde la desaparición de un parque nacional de 2000 hectáreas, denominado Yacui, además, los mismos denuncian que otro parque, el Ñacunday, también está siendo de a poco invadido y depredado por sojeros brasileños, denuncian inacción de autoridades de varias dependencias en torno a delitos ambientales, contra la salud y de todo tipo en la zona.

Parque Nacional Ñacunday. Foto: Turipar

Las 272 mil hectáreas recuperadas de La familia Barthe en 1958, cubre una parte importante del Alto Paraná.

Por sentencia definitiva de la Corte Suprema de Justicia,  estas tierras conocidas como las “tierras del Ñacunday”, fueron distribuidas por el IBR a colonos brasileños durante la dictadura de Stroessner.

Tranquilo Favero fue uno de los principales beneficiados con tierras públicas, mediante una alianza con Juan Manuel Frutos y el dictador Stroesner denuncia parte de una investigación realizada en la zona.

Federico Ayala de una comisión vecinal de la zona, explicó que dos Parques Nacionales “Ñacunday y Yacui”, fueron invadidos y alambrados por Favero, depredándose riquezas naturales maravillosas como el gran salto del Ñacunday y bosques nativos, que fueron arrasados por topadoras para plantar soja transgénica afirman pobladores de la zona.

En la actualidad estos parques van desapareciendo. La colonización brasileña sigue sin pausa y se adueña de las mejores tierras de la franja fronteriza, violando la soberanía con la complicidad del Gobierno y el Poder Judicial en el despojo de tierras públicas. Los verdaderos invasores y depredadores de tierras públicas del Paraguay gozan de impunidad lamentan los entrevistados en Made in Paraguay, emitido por Radio Ñanduti.

“El depredador y usurpador del Parque Nacional Ñacunday es Favero”  

Los mayores depredadores de nuestras riquezas naturales del Ñacunday y el Alto Paraná son  sojeros brasileños, afirmaron los entrevistados. “La guerra mediática explota  en su maquiavélica agenda la imagen de los campesinos paraguayos pobres como los criminales del ambiente, los expoliadores de árboles, y los destructores de bosques para rollos. La  mentira tiene el tamaño de las  tierras de Favero,  el gran depredador del Paraguay, ya que desde la época de Stroessner  alambró tierras públicas como su propiedad privada en forma ilegal, e incluso se habría

Salto Ñacunday, ubicada en el Parque Nacional del mismo nombre. Foto: Hugo Diaz Lavigne, Wikipedia.

apoderado de Parques Nacionales, sin que el Estado paraguayo se inmute, investigue y recupere. El grupo Favero acumula territorios tanto en la región oriental como occidental, alcanzando según cifras extraoficiales  más del millón de hectáreas en manos de un solo propietario, mientras más 300.000 familias no tienen tierras para cultivar en Paraguay; denuncian en algunas líneas los entrevistados.

“Favero alambró Parques Nacionales como suyo”

Juan Ramón Galeano, líder campesino de la zona indicó que el Parque Nacional Ñacunday  y Yacui fueron deforestados por Favero ya desde la dictadura stronista  y en la actualidad presentan en su mayor parte una imagen de desolación con poca superficie ya de bosques naturales, áridos, arrasados por las topadoras de Favero, que mató árboles, para plantar soja. Favero abría anexado  a su extenso territorio, dos  Parques Nacionales Ñacunday  y Yacui  para su negocio de la soja,  constituyéndose en un Estado dentro del Estado es lo que denunciaron.

También en el Chaco: Invasión en Región Occidental

La escribana Stella Marys Samudio, entrevistada en el programa Made in Paraguay, por Radio Ñanduti, afirmó que Favero  y varios empresarios brasileños dirigen sus intereses en la actualidad también hacia la región occidental. Samudio realizó una investigación en la zona de Alto Paraná y en Chaco.

En el chaco Favero se apropió con maniobras indebidas y de forma irregular de 171.953  hectáreas de tierra y de otras 50.000 has., indicó. Estarían en la franja fronteriza destaca investigación de la escribana Samudio.

Se trata de un total de 134.453 hectáreas distribuidas de la siguiente manera: 66.000 hectáreas de Campobello SA y 68.453 de Santa Catalina SA. Estas tierras se ubican en las colonias Ñane Reta y Ñane Mba’e y la estancia la Patria del MAG, en el departamento de Boquerón. De ellas, unas 50.000 hectáreas se hallan en la Zona de Seguridad Fronteriza.

Sumadas las 37.500 hectáreas que posee Agrotoro SA, que compró también de un grupo de adjudicatarios del IBR en 2005, se concluye que un mismo grupo empresarial posee en la actualidad un total de 171.953 hectáreas en el Chaco.

Fuente: Ñanduti.

Comentarios

Publicá tu comentario