Fatalismo, reflexión y compromiso

 Apuntes sobre la crisis paraguaya.

Manifestación en Ciudad del Este contra el golpe parlamentario. Fotografía: Gustavo Galeano.

Los últimos acontecimientos políticos acaecidos recientemente en nuestro país, nos obligan a realizar algunas consideraciones finalizadas a la superación del peligro de una “crisis existencial” que amenaza a muchos paraguayos que hemos seguido, con pasión y entusiasmo, la primera experiencia de un Paraguay auténticamente democrático y progresista, terminada traumáticamente, con el “puch parlamentario” architectado y realizado por un puñado de políticos corruptos, indignamente presentes en el Parlamento Nacional.

La primera consideración consiste en revisar la tentación de atribuir los recientes acontecimientos a una especie de “fatalismo histórico” que condena al Paraguay a una eterna irregularidad política, realizada en el pasado por brutales “golpes militares” y en el presente por sofisticados “golpes parlamentarios”. Tales irregularidades impiden a nuestra amada patria, el ingreso que se merece en las filas de los países democráticos y progresistas, en marcha en todo el continente latino-américano .

No, no existe un ciego fatalismo histórico que nos condena genéticamente a la dictadura o a la pseudo-democracia!

El golpe no fue fruto de un destino maldito,  sino que fue elaborado, lucida y maquiavélicamente, por un grupo de mercaderes de la política, quienes bajo la máscara de la defensa de los intereses nacionales defendian solo sus mezquinos intereses personales.

La segunda consideración atañe a la clarificación del presente panorama político nacional. Actualmente ya no existen en el Paraguay partidos políticos “viejos y nuevos” que se disputan democráticamente el poder para servir a la nación, sino solo una pandilla de “ grupos conservadores “que se unen transversalmente desde el pináculo de sus “ vertices partidarios” , animados de supuestos intereses patrioticos que en realidad cubren solo los siniestros intereses de las multunacionales del agro-negocio, de los potentados criollos, de los “empresarios exitosos”, de los propietarios de la “desinformación masiva” y de otros idólatras del dinero quienes, como bandadas de aves rapaces, saquean nuestro sagrado territorio nacional, destruyendo su belleza natural y la salud de nuestros compatriotas mas pobres y  marginados.

Frente a ese “grupo conservador y depredador” emerge en el panorama nacional un sinnúmero de “grupos progresistas” constituidos por los partidos unificados en el llamado “Frente Guazú” y en variados Movimientos Sociales, quienes despues de un sana autocrítica y superación de su tendencia a la atomización masoquista, deberían unificarse en un gran Frente Amplio Nacional y procurar capitalizar el descontento popular ocasionado por el “puch parlamantario”, proponiendo  un elenco de candidatos sanos, capaces y creibles para sanear el enfermizo Parlamento Nacional en el 2013.

En ese sentido la conquista de la juventud crítica que protesta y manifiesta pacíficamente en todos los rincones de la República , del electorado honesto de los partidos tradicionales hoy desilusionado por la “traición” de sus vertices, de la clase media que fatiga cotidianamente por su ascención social, de los profesionales de todos los tipos que viven su vocación como servicio a sus semejantes , de la basta red  del “voluntariado” que opera generosamente en la asistencia a los necesitados y marginados , de las religiosas y religiosos de base autenticamente comprometidos en el servicio del pueblo y no solo de las clases privilegiadas, en fin de otras categorias de paraguayos honestos y de buena voluntad, identificados con el 60 % de los compatriotas que han rechazado el puch segun  encuestas atendibles, podrían constituir el caldo de cultivo de un basto movimiento popular y progresista que se bata heroicamente en las elecciones del 2013 .

La última consideración toca a nosotros los paraguayos de la diáspora. Todos hemos condenado unánimemente el puch parlamentario por inmoral y antihistórico.  Todos quisieramos votar en el 2013 . Pero lastimosamente, este sagrado sueño problemente no será realizado. Los “traidores del Referendum”, no lo permitiran porque temen el voto iluminado de los migrantes que casi seguramente se convertiria en una avalancha de votos progresistas.

De todos modos, no nos desalentemos ni nos rindamos. Continuemos combatiendo nuestra “batalla de las  ideas”, concientizando a nuestros compatriotas de la migración y sugiriendo a nuestros amigos y parientes de nuestra lejana patria, a participar con un voto valiente, lúcido e inteligente en las próximas elecciones del 2013, que ayude al Paraguay a retomar el hermoso camino de su cambio truncado.

Roma. 16/07/2012

Angel Sauá es un destacado médico y siquiatra radicado en Italia, activo miembro de la comunidad paraguaya residente en Europa. 

Comentarios

Publicá tu comentario