Exportaron por 1000 millones de dólares y ahora piden subsidio

El sector ganadero prácticamente no paga impuestos. Trabajadores denuncian violación de derechos laborales en frigoríficos.

Se exportó por casi 1000 millones de dólares en 2010.

Se exportó por casi 1000 millones de dólares en 2010.

El sector de los exportadores de la carne pide auxilio al Estado pues no podrá exportar en los próximos meses debido al brote de fiebre aftosa.

Entre soja y carne se exportó al año pasado por valor de 2.500 millones de dólares.

El sector de la carne exportó por casi 1.000 millones de dólares. Todo ese dinero fue a parar el bolsillo de los productores y de los exportadores de carne y casi nada quedó para el Estado en concepto de impuesto.

El sector agropecuario sólo contribuye al Estado con el 0.2% de todo lo recaudado, además están beneficiados con un precio preferencial en combustibles. Las empresas por su parte, con la Ley de Adecuación Fiscal fueron exoneradas de pagar importantes impuestos.

Aun así los ganaderos y exportadores de carne hoy se sienten desválidos ante la “crisis”, producida por la fiebre aftosa cuyos efectos hará estragos en los trabajadores.

Trabajadores en la mira

En ese sentido Melanio Morel, dirigente de la CUT Auténtica, afirma que pese a todas las ganancias, el Estado se declarará servil y nada democrático al escuchar los argumentos de ese sector.

Esto es con relación al pedido de subsidio por parte de los dueños de frigoríficos, quienes argumentan que la economía se verá afectada si no prescinden de trabajadores que hoy no le son útiles debido a que varios mercados se le cerraron.

El sector quiere dar de baja temporal a unos 5.000 trabajadores, que quedarían sin salarios durante al menos 90 días. Piden que el Estado se haga cargo de los mismos.

El Ministerio de justicia y trabajo evalua la posibilidad de un subsidio para los trabajadores de frigorificos.

El Ministerio de Justicia y Trabajo evalua la posibilidad de un subsidio para los trabajadores de frigoríficos.

Morel asegura que la denominada crisis del sector ganadero se debe exclusivamente a su irresponsabilidad para la sanidad animal.

Comentó que la campaña masiva de que el sector cárnico era “libre de aftosa” en algún momento se iba a desmoronar, y que las exportaciones se hacían igual a sabiendas de que la enfermedad estaba latente.

“Ellos mismos ocasionaron esta situación por no controlar en tiempo y forma la enfermedad, y ahora quieren que todo un país pague cuando que ellos nunca contribuyeron al país”, aseveró.

Denuncia internacional

La CUT-A ha realizado una denuncia ante la Confederación Sindical Internacional contra la empresa Industria Paraguaya Frigorífica S.A (IPFSA) y a su Presidenta Sra. Alba Pettengil Vacca, por violar la Constitución Nacional, los convenios de la OIT, el Código del Trabajo y Leyes complementarias.

Para el dirigente, las empresas del sector tanto ganadero y cárnico operan en la nebulosa, obviando los reportes del personal a su cargo al Ministerio de Justicia y Trabajo.

Morel afirma que en muchos casos el cumplimiento del salario mínimo, las horas extras y el la libertad sindical, garantías mínimas avaladas por la Constitución y las leyes son vulneradas  por el sector. Comenta que hace unos meses rompieron el contrato colectivo y el derecho de los trabajadores a organizarse y el gobierno, a través del Ministerio de Justicia y Trabajo, nada hizo por defender a los trabajadores.

Comentarios

Publicá tu comentario