Exponen sobre situación de la libertad de expresión ante Consejo de DDHH

Una delegación integrada por Santiago Ortiz, secretario general del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), Francisco Medina, hermano del periodista asesinado Pablo Medina, Rachel Kay y Omar Rabago, de la Coalición Internacional IFEX, expuso este lunes ante representantes diplomáticos acreditados en Ginebra sobre el “acelerado deterioro en materia de libertad de expresión que se vive en Paraguay”.

Durante la primera jornada de reuniones la delegación fue recibida por Erick Fatorrelli, delegado para Paraguay del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, quien se mostró preocupado por la información proporcionada respecto a los ataques contra el derecho a la libertad de expresión durante los últimos años en nuestro país.

Ya en el Palacio de las Naciones, la delegación realizó reuniones con miembros del cuerpo diplomático de España y Guatemala. Ante estos, Santiago Ortiz hizo un balance de lo que se vive en el país en materia de libertad de expresión. Ortiz señaló que en los últimos tres años siete periodistas han sido asesinados sin que el gobierno haya tomado medidas para garantizar la seguridad de los periodistas. Así también relató que la impunidad es una constante en los crímenes que afectan a periodistas, sin que exista ninguna reparación a los familiares de las víctimas.

Ortiz indicó que además de los crímenes contra periodistas, se han dado graves ataques a radios comunitarias y se ha incrementado la concentración de medios con la compra masiva de radios y periódicos por parte del grupo empresarial de Horacio Cartes. Por último enfatizó que los ataques contra el derecho humano a comunicar se han acelerado desde la asunción del gobierno del presidente Horacio Cartes en 2013 y van de la mano con el avance del fenómeno de la narcopolítica y la represión.

Por su parte, Francisco Medina relató los casos que afectaron a su familia. Salvador Medina, periodista comunitario asesinado en el año 2001 y Pablo Medina, ejecutado hace poco más de un año, fueron víctimas del crimen organizado. Francisco denunció que su familia, al igual que la de los demás periodistas asesinados, nunca ha encontrado justicia ni reparación. Resaltó además que el actual gobierno nunca se acercó a la familia ni ofreció ningún tipo de contención o acompañamiento a los mismos. Finalmente pidió el apoyo de la comunidad internacional para lograr el fin de la impunidad y la violencia contra los periodistas en Paraguay.

Al momento de su intervención, Omar Rabago, en nombre de IFEX, señaló este es el momento en que los organismos internacionales pueden colaborar para evitar que la situación de violencia contra periodistas y los ataques contra la libertad de expresión en Paraguay no lleguen a los niveles extremos que alcanzaron países como México o Colombia.

Durante esta semana se realizarán reuniones con otras delegaciones diplomáticas que recibirán información detallada respecto a las condiciones de la libertad de expresión en Paraguay.

Paraguay será evaluado en enero durante el Examen Periódico Universal, donde el Estado deberá presentar un informe respecto a la situación de Derechos Humanos en el país y recibir recomendaciones de las demás naciones. Para esa ocasión el SPP, junto con IFEX, prepararon un informe sobre la situación de Libertad de Expresión que ya fue entregado a diferentes delegaciones diplomáticas y organismos de las Naciones Unidas a fin de lograr que el gobierno paraguayo se comprometa a adoptar medidas para frenar el deterioro de las condiciones de ejercicio del derecho humano a comunicar.

Comentarios

Publicá tu comentario