Exministro de la Corte sostiene que en el caso Curuguaty se violaron todos los principios de la objetividad e imparcialidad

Luis Lezcano Claude, exministro de la Corte Suprema de Justicia, analizó el proceso judicial del caso Curuguaty. Dijo que la matanza en Marina Cue da la apariencia de que se trató de algo montado para destituir a Fernando Lugo. Y que teniendo en cuenta esto, no sería raro que la jueza como el fiscal hayan recibido presiones políticas. También que de haber sido Lugo el supuesto responsable de todo, debió estar vinculado a la investigación fiscal.

Luis Lezcano Claude, exministro de la Corte: Foto: Última Hora.

En entrevista telefónica con BASE IS, Luis Lezcano Claude dijo que los agentes fiscales no están obligados a ser imparciales, pero sí objetivos, de acuerdo a la ley orgánica que rige su labor.

 En ese sentido, señaló que el fiscal del caso Curuguaty, Jalil Rachid, no respetó el principio de objetividad al investigar solamente a los campesinos y campesinas, y no a otras personas -como los policías- que podrían tener responsabilidad en lo que pasó, principalmente teniendo en cuenta los indicios de ejecuciones extrajudiciales.

Para el jurista, la jueza de la causa, Yanine Ríos, debió dar curso en la audiencia al incidente de prejudicialidad presentado por la defensa en torno a la titularidad de las tierras donde se registró la masacre.

“Si eran parte de Campos Morombí o eran tierras del Estado, es fundamental para determinar si hubo o no invasión de inmueble ajeno. Creo que la jueza debió resolverlo en la audiencia. Por lo general en la audiencia la jueza debe resolver elevar o no la causa a juicio oral, pero hay cosas que debe resolver, como esta”, puntualizó.

Claude señaló que llama la atención que durante la audiencia se hayan elevado la cantidad de cajas que contenían las evidencias de la fiscalía. Y que si realmente se trató de algo que se agregó en el proceso, sí fue violado el principio de imparcialidad por parte de la magistrada.

También señaló que muchas de las evidencias ofrecidas por el fiscal Rachid no tenían una vinculación con el hecho punible que pretendían probar. “Había pruebas que parecían no tener sentido. No se encontraba una razón de ofrecer como prueba”. Entre estas pruebas se cuentan papel higiénico, semillas, quepis, instrumentos de trabajo, botellas de gaseosa, entre otros objetos.

Para el exministro de la Corte Suprema el caso de por sí es muy oscuro y sostiene que hay serias sospechas de que los sucesos del 15 de junio del año pasado pudieron haber sido provocados o preparados, con fines políticos, como el juicio al entonces presidente de la República, Fernando Lugo.

“No es difícil pensar que haya sido algo montado. Y no sería raro que hubiera presión política, no solo a la magistrada, sino también al Ministerio Público”, dijo.

Por último, señaló que le llama la atención que el supuesto principal provocador intelectual de la masacre, Fernando Lugo, no esté vinculado a la investigación fiscal. Si realmente lo hubiera sido, tendría que estar vinculado, expresó.

 

Fuente: Base IS

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.