Existen unas 15 comunidades indígenas en Asunción y Gran Asunción

El conversatorio realizado ayer. Foto: Conapi.

El conversatorio realizado ayer. Foto: Conapi.

Ayer se realizó un conversatorio organizado por la Coordinadora Nacional de Pastorales Indígenas (Conapi) en el CCEJS, sobre el caso de los indígenas en zonas urbanas.

Alba Duarte, docente con formación universitaria y dirigente de la comunidad de Cerro Poty, ubicada a lado del vertedero Cateura, al pie del cerro Lambaré, dio a conocer cifras y estimaciones sobre el fenómeno.

La mujer del pueblo Ava Guaraní, pero de origen Aché, recordó que habían realizado el 1er. Encuentro de Pueblos Originarios del Área Metropolitana, donde pudieron recabar datos respecto a los asentamientos formados en las zonas urbanas con la migración indígena a las ciudades, y donde analizaron las causas.

La docente indicó que existen comunidades indígenas urbanas formadas ya hace 12 años, “negados y discriminados por la sociedad, y las instituciones del Estado”.

En total existen unas 15 comunidades en territorios urbanos, en la ciudad Luque, Mariano Roque Alonso, y Asunción. La mayoría son del pueblo Mbya Guaraní, seguidos por Ava Guaraní, y en menor medida Chamacocos, Ache, Maka, Nivacle, Tomaraho, Toba Qom y Guana.

Por otra parte, una de las cuestiones más preocupantes es el aumento de las familias en situación de calle, que se encuentran actualmente en al menos 12 puntos de Asunción y Gran Asunción. En zona del barrio San Vicente, en las inmediaciones de la Terminal de ómnibus, en calles del barrio Herrera, en la zona de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Luque, y en la capital (Frente al mismo INDI, en la zona del Seminario Metropolitano y en España y Autopista).

Respecto a las causas, los indígenas identifican principalmente el robos sus tierras “por capitalistas nacionales y extranjeros”. Entre lo principal, el avance de la agricultura extensiva y la destrucción de su medio ambiente, el Tekoha. Estas situaciones han debilitado los vínculos comunitarios y han generado la expulsión y migración del campo a la ciudad, aseguró.

En las periferias urbanas, los nativos sufren hacinamiento, desnutrición, hambre y enfermedades, así también son víctimas del consumo de drogas y la explotación sexual, advirtió.

Por su parte, Angela Sales, también del pueblo Ava Guaraní, con formación en Lengua Guaraní y un post grado en Derechos indígenas en España, resalta que entre las comunidades indígenas urbanas solo una tiene titulo actualmente, la de los Maka. Los de Cerro Poty, por ejemplo, se encuentran en un predio municipal. Comenta que la mayoría ya se ha podido organizar, pero que aun no tienen reconocimiento del Estado. Otra dificultad es que están agrupados en pequeñas porciones de tierras.

Entre las actividades en las que se desempeñan los indígenas asentado en la ciudad, están principalmente las actividades de reciclado, venta de artesanías, poreka, albañilería, y algunos pocos en empleos públicos.

Las comunidades indígenas urbanas tienen entre sus principales reclamos hoy, su reconocimiento organizacional, la ampliación de tierras y el otorgamiento de títulos.

Es originaria de una comunidad de Canindeyú, pero actualmente vive en Fernando de la Mora.

El antropólogo Bartomeu Melià también estuvo presente en el evento y brindó una ponencia bastante apasionada sobre el tema:

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.