Exhibirán histórico documento donde se nombra a Yegros y Francia como Cónsules

Este sábado 12 se realizarán actividades en conmemoración del Bicentenario de la Proclamación del Paraguay como República.

Foto: SNC.

Entre las diversas actividades que se prevén para el próximo 12 de octubre en el marco de los festejos de Conmemoración del Bicentenario de la Proclamación del Paraguay como República,  la Secretaría Nacional de Cultura exhibe al público por primera vez el documento original de la Proclamación de la República de 1813.  Dicho documento estará expuesto a la ciudadanía que podrá observar y disfrutar de tan importante documento de 8:00  a 16:00 hs en la sede  del Archivo Nacional de Asunción (Mcal. Estigarribia esq. Iturbe)

En este histórico e invaluable documento se designa a los ciudadanos Fulgencio Yegros y José Gaspar de Francia «Cónsules de la República del Paraguay». Con este nombramiento quedó fundada la República del Paraguay, la primera entre sus pares de América.  (Archivo Nacional de Asunción – Sección Historia, Vol. 222 № 3)

Igualmente estará expuesta la imagen original de la Virgen de la Merced, que fuera testigo en el momento de la proclamación de Paraguay como República soberana e independiente.

Sobre el documento (Margarita Durán)

Congreso del 13 de octubre de 1813 – Nacimiento de la República del Paraguay

Si quisiéramos rescatar los testimonios tangibles del Congreso General reunido el 12 de octubre de 1813, ocasión en la que se habla de República del Paraguay, entendida como tal un gobierno independiente y temporal compuesto por dos cónsules: Fulgencio Yegros y José Gaspar de Francia, lo que nos queda de aquella asamblea serían: el Reglamento de Gobierno aprobado en aquel Congreso; el sitio ocupado por la iglesia conventual de la Merced donde se llevó a cabo dicha asamblea (Plaza de la Democracia) y la titular del convento: Tupasy la Merced, conservada en el retablo mayor de la parroquia San Francisco de Asís (Herrera y Caballero).

La histórica imagen de la Virgen de la Merced, fue la patrona del barrio de Pozo Colorado y en especial de los «kamba la Merced». Cuando se extinguió el convento, la imagen quedó al cuidado de Dolores Sión de Pereira, una dama destacada en el entorno de Elisa Lynch y Francisco Solano López. Se cuenta que durante el peregrinaje de las residentas, la señora Sión la llevó consigo en su carreta guardada en una petaca de cuero. La carreta volcó, pero sus ocupantes resultaron ilesos, pasado el susto no hallaron la petaca ni al niño José Antonio Pereira Sión. Tras afanosa búsqueda, fueron encontrados en un pozo cercano al lugar del vuelco y la familia Pereira, cumpliendo una promesa, mandó confeccionar la corona que la imagen ostenta en la cabeza.   En 1975 vivía aún Ismenia Pereira domiciliada en una señorial mansión de la calle Chile esquina General Díaz –antigua devota de la Merced–. Terminada la guerra, la imagen pasó en custodia  de José Riquelme y familia, quien la poseyó hasta principios del  siglo XX. Quedó luego en manos de Candelaria Benítez, quien residía en la calle Iturbe y Herrera; la secundaba la familia de Adriano y Dolores Vera, cuyos descendientes continuaron la tradición de celebrar su festividad año tras año. Según testimonio del investigador fray José Luis Salas, el primer inventario del entonces Oratorio de San Francisco donde figura «una imagen de la Virgen de la Merced», data de 1940. Es probable que la hayan entregado a los franciscanos para su veneración pública en 1938 (fundación de la Custodia de Cantabria), por recomendación del Arzobispo de Asunción, monseñor Juan Sinforiano Bogarín.

Investigación y texto: Margarita Durán Estragó

Fuente de la información: SNC.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.