Estudiantes contaron “UNA historia de terror”

En la tarde del jueves estudiantes de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte (FADA), el Instituto Superior de Arte, Facultad de Filosofía, Instituto Superior de Lenguas, Facultad de Ciencias Agrarias, Facultad de Ciencias Médicas, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNA realizaron en el centro de Asunción una manifestación denominada “UNA historia de terror”.

En el transcurso de la protesta satirizaron la corrupción de los directivos de la universidad calificándolos de ser los verdaderos monstruos del sistema educativo. María Angélica González, decana de la Facultad de Filosofía; Nicolás Guefos, decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FACEN) y los hermanos Jaime y Emiliano Ibarrola, médicos-docentes de la Facultad de Medicina, fueron algunas de las figuras más nombradas.

Entre los logros identificados como más importantes en el proceso iniciado hace un mes y medio, resaltaron la reactivación de la lucha estudiantil, haber iniciado el proceso de saneamiento de la UNA, la renuncia del rector y vicerrector, la renuncia de varios decanos y miembros de consejos directivos, la renuncia de dos interventores del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) y haber evitado la intervención del órgano.

Celeste Houdin, docente de la carrera de Trabajo Social-UNA, señaló que “queremos recuperar la dignidad de la docencia, por eso estamos en contra de prácticas de persecución, acosos sexuales, corrupción, apoyamos la lucha estudiantil, apoyamos la Reforma Universitaria, queremos que la UNA vuelva para el pueblo, porque es quien nos paga. Tenemos que seguir creciendo como docentes y estudiantes en una gran movilización de la Universidad. La Universidad sale a las calles, aprende en las calles, pero vuelve al aula para poder decir al pueblo qué pasa en nuestro país”.

Participaron también estudiantes agremiados a la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), cuyo representante, Ernesto Ojeda, manifestó que el sistema promovido por la ministra Martha Lafuente pretende que la juventud actúe como zombies como si no tuvieran voz ni voto. Hicieron además un llamado a la participación de la huelga general del 18 de diciembre anunciando que una de sus reivindicaciones será el boleto estudiantil.

Representantes de varias facultades ratificaron que la lucha continúa hasta lograr una reforma universitaria con estatutos replanteados, cogobierno paritario y la democratización de la UNA.

Liz Guillén, representante de FADA, se dirigió a quienes culpan a los estudiantes por la pérdida de clases y les invitó a que reflexionen sobre la responsabilidad que tiene el gobierno en que el 95% de la ciudadanía no acceda a la universidad al tiempo de que sepan que las medidas van en contra de esa exclusión.

Fuente: UNA no te calles

Comentarios

Publicá tu comentario