Mañana miércoles 27 de febrero a las 19:30 horas, en el Centro Cultural Juan de Salazar (CCEJS), se lanzarán los documentales Henda’ŷva (Los que no tienen lugar) e Yvy Perôme (En tierra pelada). La entrada será libre y gratuita.

Ambos materiales abordan el proceso de desplazamiento histórico sufrido por grupos indígenas a partir de la década del 70, primeramente con la construcción de la represa de Itaipú, que afectó a 36 comunidades, sin recibir nunca ningún resarcimiento territorial por parte de la entidad. Los mismos desplazados, al igual que otras parcialidades del país sufren hoy la presión del avance de la agricultura mecanizada, lo que se ha convertido para muchos en el último despojo.

Los documentales fueron dirigidos por Miguel Armoa, y tienen una duración de 30 minutos cada uno. Son una producción de la Coordinación Nacional de Pastoral Indígenas (CONAPI), con el apoyo de la Secretaria Nacional de Cultura, el Centro de Estudios Paraguayos Antonio Guasch, Misereor y la Pastoral Indígena Espíritu Santo de Nueva Esperanza, Canindeyú.

El CCEJS está ubicado en Herrera 834 casi Tacuarí, Asunción.

Sinopsis de los documentales

Henda’ŷva (Los que no tienen lugar).

 En la década del 70, unas 36 comunidades indígenas Ava Guaraní, del subgrupo denominado paranaense, habitantes de la ribera paraguaya del Paraná, fueron desplazadas en contra de su voluntad para la construcción de la represa hidroeléctrica Itaipú, una de las más grandes del mundo. Violando tratados internacionales, los Ava Guaraní fueron destinados a pequeños territorios que debían compartir con otros grupos, lejos de las aguas del Paraná, perdiendo su antiguo hábitat que iba desde los Saltos del Guairá, en Canindeyú, a los Saltos del Monday, en Alto Paraná. Desde su expulsión, ninguno de los mismos ha recibido un resarcimiento territorial por parte de la empresa hidroeléctrica que pertenece a los Estados de Brasil y Paraguay, muchos de los mismos incluso hasta hoy siguen peleando por el reconocimiento de sus comunidades.

Yvy Perôme (En tierra pelada).

La tierra y el bosque son inherentes a la cultura indígena. La pérdida de territorio equivale a la pérdida de su cultura, tradiciones, identidad. La agricultura mecanizada plantea hoy una pelea desigual a las comunidades indígenas en Paraguay, condenadas a su último destierro, o son convertidas en grupos de peones de su propia tierra o son obligadas a trajinar su último despojo. En los departamentos de Alto Paraná, Canindeyú, Caaguazú e Itapúa, diversas comunidades nos dan a conocer una pugna silenciosa y violenta por preservar su cultura, ante el avance inmisericorde del “progreso”.

Ficha técnica: Dirección y producción general: Miguel Armoa. Asistente de dirección y cámara: Sofía Paoli Thorne. Coordinación general: Pablo Bogado. Asistente de producción: Magali Casartelli. Edición y cámara: Juanca Lucas. Diseño gráfico: Mónica Omayra. Musicalización y composición: Julio Rodas

Este proyecto cuenta con el apoyo de Fondos de Cultura para Proyectos Ciudadanos de la Secretaría Nacional de Cultura.

Informes: conapi@episcopal.org.py / 021 443 752 – 0981 631 200

Perfil de Facebook aquí


 

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.