Estiman que 250 mil familias son afectadas por la sequía

El gobierno anunció que distribuirá 2 millones de kilos de alimentos para enfrentar la emergencia.

Imagen: Lr21.

La sequía está causando estragos en nuestro país y, si no llover lo suficiente en los próximos días, la situación se verá agravada. Hasta este momento, se calcula que los afectados por el fenómeno suman alrededor de 250.000 familias.

El gobierno anunció que comprará más de dos millones de kilos de maíz, porotos y otros productos que serán distribuidos a los afectados por la sequía, tanto en concepto de asistencia alimentaria, como a los productores que perdieron sus cosechas.

Representantes de organizaciones campesinas se reunieron con miembros del Ministerio de Agricultura, de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), el Servicio de Sanidad Vegetal y Semillas (Senave) y la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), para estudiar e implementar un plan de acción inmediata, según declaró el viceministro de Agricultura, Andrés Werlhe.

Quieren agilizar entrega

El proceso acordado incluye la selección y certificación de semillas para su posterior compra y distribución a los agricultores cuyas cosechas se perdieron por la sequía. Según se indicó, se establecerían variantes para la compra directa y descentralizada de los productos agrícolas, para agilizar la entrega, toda vez que se aprovechen las posibilidades de cada territorio.

Luis Aguayo, presidente de la Mesa Coordinadora de Organizaciones Campesinas, aclaró que hay urgencia, pero “hay que llevar el proceso de acuerdo con las normas establecidas».

Al respecto, el viceministro apuntó que “hay un componente comercial y otro social en este proceso. Ninguno primará por encima del otro pues se necesita comprar y dar el precio debido y hay que pensar en los destinatarios de las semillas y los alimentos, que los necesitan urgentemente”.

Del encuentro surgió la conformación de grupos de trabajo, integrados por representantes campesinos, del viceministerio de Agricultura, la SEN y el Senave, que asumirán los trámites para la obtención de créditos, la compra de productos, la determinación de los que los venderán y destinatarios finales.

La Secretaría de Emergencia Nacional será la que controlará los recursos para su distribución.

Las compras se  harán a través de cooperativas y estarán habilitadas para la venta a mediados de esta semana. Se suministrará azúcar, harina, maíz, porotos, yerba (mate), aceite, arroz, fideos y sal a cada familia que surja de un relevamiento de afectados.

Producción de maíz, la más afectada

La sequía afectó entre 40 y 60 por ciento de la producción agrícola según la zona y los rubros. El maíz fue el más afectado pues se estima la caída de la producción de hasta de 80 por ciento.

La soja se vería afectada en un 40 por ciento, un fenómeno que amenaza el crecimiento económico proyectado para este año. Los empresarios aseguran que la sequía y la bajante del río Paraguay ya causaron pérdidas de alrededor de 400 millones de dólares, solamente en fletes de barcos.

Paraguay es el cuarto exportador mundial de soja y los vaivenes en la producción hacen tambalear a la economía sudamericana, muy dependiente del sector agropecuario. Además, las exportaciones de carne han caído debido al brote de fiebre aftosa.

El gobierno se vio obligado a decretar la emergencia alimentaria por medio de la cual se compromete a distribuir semillas de productos agrícolas de consumo familiar y a recolectar datos para financiar las pérdidas de los pequeños productores causadas por la sequía.

Según el viceministro de agricultura Andrés Werlhe, hay 245.000 familias campesinas que tienen menos de 20 hectáreas y 26.000 familias indígenas necesitadas. “Es la agricultura familiar la que está pasando por una situación crítica”, dijo.

Comentarios

Publicá tu comentario