Este viernes habrá comilona de Avatí para proteger al maíz criollo

La jornada se realizará bajo el lema «Por la vida y la soberanía de nuestro país, defendamos nuestro maíz criollo”

La  “Comilona Avati” está prevista para este viernes 15 de julio de 8:00 a 12:00 horas, en la Plaza de los Héroes, ubicada en el microcentro capitalino; está impulsada por las siguientes organizaciones campesinas e indígenas: la Coordinadora Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (CONAMURI), Organización Campesina Regional Concepción (OCRC), Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Paraguay (CNOCIP) y Asociación de Agricultores Oñondivepa (AAO).

Las agricultoras promueven una  agricultura sana y un modelo diferente para la producción de alimentos, sin tóxicos ni riesgos para la salud humana y ambiental. Defienden la necesidad de contar con sistemas de almacenamiento, distribución y comercialización del maíz criollo en cualquiera de sus etapas, así como en materia de conservación, mejoramiento, preservación del hábitat y de las tierras, en donde se cultiva. Estas medidas deben establecerse como una política pública de protección necesaria para la soberanía y seguridad alimentaria de miles de familias rurales.

Exigen la protección del maíz local y criollo, a partir de mecanismos que promuevan su proceso de diversificación biológica, su uso y garantía de que continúe en manos de los productores y productoras en pequeña escala, por medio de legislaciones adecuadas.

Los y las campesinas e indígenas productoras advierten sobre la amenaza que se ejerce en torno al maíz local y criollo ante el ingreso del transgénico

Las organizaciones rechazan el cultivo de semillas transénicas, por el riesgo que implica la pérdida de la diversidad del maíz nativo, una planta de maíz de tamaño medio libera entre 14 y 50 millones de granos de polen; que se han observado cruzamientos hasta a 800 metros, y que el polen de maíz tiene el potencial de viajar a mayores distancias.

Los y las campesinas e indígenas productoras advierten sobre la amenaza que se ejerce en torno al maíz local y criollo ante el ingreso del transgénico, que genera producción pero no semillas para sembrar el próximo ciclo; por tanto, es un consumo condicionado año tras año, lo cual comprende todo un sistema, que incluye el uso de agrotóxicos y herbicidas, que generan daños a la salud y sólo benefician a las empresas transnacionales.

gualmente, estas organizaciones señalan razones por las que rechazan el cultivo de las semillas transgénicas en el país. Entre estas destacan que el riesgo de perder la diversidad de maíz nativo es muy alto, debido a la contaminación genética; que una planta de maíz de tamaño medio libera entre 14 y 50 millones de granos de polen; que se han observado cruzamientos hasta a 800 metros, y que el polen de maíz tiene el potencial de viajar a mayores distancias.

Los y las campesinas e indígenas productoras advierten sobre la amenaza que se ejerce en torno al maíz local y criollo ante el ingreso del transgénico, que genera producción pero no semillas para sembrar el próximo ciclo; por tanto, es un consumo condicionado año tras año, lo cual comprende todo un sistema, que incluye el uso de agrotóxicos y herbicidas, que generan daños a la salud y sólo benefician a las empresas transnacionales.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.