Este miércoles 8 de junio se habilita muestra de esculturas en piedra

La muestra integra 26 esculturas de piedra arenisca de las Misiones Jesuíticas de Trinidad.

La Secretaría Nacional de Cultura y la Secretaría Nacional de Turismo en una acción conjunta presentan “Cincelados entre el cielo y la tierra”, en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y la IV Reunión de la Comisión de Patrimonio Cultural del MERCOSUR.

Las ruinas Jesuíticas de Trinidad fueron declaradas patrimonio de la humanidad

La inauguración oficial se será el día miércoles 08 de junio a las 20:00hs en la Biblioteca Nacional, la muestra, cuya curaduría está a cargo de Carlos Colombino, integra veintiséis esculturas de piedra arenisca representativas de las Misiones Jesuíticas Guaraníes de Trinidad

Las piezas en su totalidad fueron talladas en piedra Itaki (piedra blanda) o arenisca, extraída de la cantera vecina (actual Ita Cajón). En algunas aún pueden visualizarse la policromía utilizada lo que potencia aún más la belleza en estas singulares obras que forman parte del conjunto. Declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.Misiones Jesuíticas Guaraníes de Trinidad, y estará abierta al público en general en la sede de la Biblioteca Nacional.

Según las investigaciones realizadas, los fragmentos de las piezas líticas que se exponen fueron realizados para complementar el templo mayor que ostenta una abundante decoración interior, con frisos y otros elementos donde se refuerza la profusión de las formas, las luces y las sombras, concepciones típicas del estilo barroco, en este caso adaptado al territorio, la fauna y la flora local.

La Misión Jesuítica Guaraní  Santísima Trinidad del Paraná fue fundada en 1706, al este del Uruguay. Posteriormente, en el año 1712 se trasladó a su sitio actual en donde fueron halladas las piezas de la muestra.

Esta Misión se destaca por constituirse en el conjunto urbano más completo de los 30 pueblos, sus remanentes permiten comprender a cabalidad lo que era la estructura urbana de una misión jesuítica guaraní.

Comentarios

Publicá tu comentario