Estatizar el transporte, quién le pone el cascabel al gato?

Es necesario repensar el problema del transporte público de pasajeros desde la perspectiva del ciudadano y los derechos laborales de los chóferes.

Todo lo que padecemos tiene explicaciones en el alto sentido político del transporte, una cuestión que no escapa a los administradores del ejecutivo, pero tampoco a empresarios y organizaciones de trabajadores.

Según datos del 2011 unos 4.000 colectivos circulan en la Gran Asunción para transportar 1,5 millones de pasajeros. De ellos, 1.000 colectivos fueron habilitados por los municipios de área metropolitana.

Según cifras oficiales de aquel año de la Secretaría de Transporte (Setama), esta sólo controlaba a 2.450 de ellos, entre tanto otros 500 colectivos seguían circulando en base a medidas cautelares otorgadas por la justicia.

Este universo es ingobernable desde un órgano corporativo como la Setama donde los acuerdos entre representantes políticos, empresarios y no pocas veces los sindicalistas se entrelazan para formar arquitecturas que impiden ordenar el transporte.

Tiene sentido: Los usuarios dejamos en las boleterías una suma superior a los 2 millones de dólares por día que se manejan en efectivo.

Un botín apetecible en las miras del lucro.

Estado débil = Caos

El problema tiene directa relación con el estado débil que padecemos. Uno que es testigo privilegiado de cómo los empresarios/políticos se disputan itinerarios encimados y de larguísimo quilometraje en una lucha que tiene el despiadado rostro del “libre mercado”.

Es interesante el ejercicio de pararse en uno de los viaductos del corredor de la avenida Eusebio Ayala/Ruta Mariscal Estigarribia.

Allí se puede obtener una imagen clara de la pelea por “pescar” pasajeros de las por lo menos 10 líneas que hacen el mismo trayecto desde el Mercado 4 hasta el Mercado de San Lorenzo, la arteria central de la Gran Asunción.

Lo mismo, a escala, ocurre en otros corredores importantes como los de las avenidas Mariscal López, Artigas, España, Juan Domingo Perón, Cacique Lambaré, República Argentina/San Martín y también en los tramos de las rutas 1 y 2 que han quedado absorbidos por el conurbano.

Es a todas luces un absurdo.

La ley de la selva hecha realidad en un sistema que debería estar al servicio de la población.

Lo triste del problema es que este esquema se repite en otros conurbanos del país como los de Ciudad del Este y Asunción.

Estatizar el sistema

Considerando los persistentes conflictos entre empresarios, que como están planteados son de difícil solución, estatizar el sistema de transporte para devolverle al mismo el estatus de servicio público es una medida que debe ser considerada por las fuerzas políticas.

Este desmadre es hijo de una concepción oligárquica, hija del stronismo, donde todo fue coto de caza, que es necesario transformar.

Las cifras del caos vehicular

  • Unos 4.000 colectivos circulan en la Gran Asunción para transportar 1,5 millones de pasajeros.
  • De ellos, 1.000 colectivos fueron habilitados por los municipios de área metropolitana.
  • Setama) sólo controla a 2.450 de ellos
  • Otros 500 colectivos siguen circulando en base a medidas cautelares otorgadas por la justicia.
  • El 70 % de los ómnibus tienen entre 15 y 20 años
  • 361 buses circulan sin la inspección técnica vehicular (ITV)
  • Setama autorizó a que unidades de 21 años de antigüedad sigan operando
  • Renovó el permiso a empresas que deben al Estado cerca de cuatro millones de dólares.
  • 8 de cada 100 colectivos tienen menos de tres años, y más de la mitad de las empresas no han adquirido un solo bus desde el 2007.

Fuente: Secretaría de Transportes (Setama, 2011)

 Violación sistemática de los derechos laborales

  • √ 674 de 1.542 choferes que fueron encuestados no estaban registrados en IPS
  • √ Entre 155 y 194 choferes de los encuestados superan la jornada laboral de 8 horas
  • √ De las 78 empresas inscriptas en la Setama hay 3 que no están inscriptas en el registro patronal del MJyT y 23 que no presentaron las planillas semestrales
  • √ De las 133 empresas de transporte interior e internacional inscriptas en la dinatrán, 30 no están inscriptas en el registro patronal del MJyT. Y 36 están en mora o no están al día con la presentación de información.
  • √ Habrá nuevos operativos para “favorecer la calidad de vida y trabajo de netre 5 y 6 mil trabajadores del volante”, expuso el MJyT.
  • √ En total se fiscalizaron 61 empresas de Setama, 44 de Dinatrán y un total de 1.945 unidades de transporte.

Fuente: Ministerio de Justicia y Trabajo (MJT, 2011)

Testimonios de los ciudadanos sobre el transporte público de pasajeros.

Como se trata de un negocio importante la puja de intereses políticos y económicos impidió siempre una solución racional al problema. El mal trato es parte de ese negocio y eso es lo intolerable de todo.

Vergüenza es que no se limpien los pisos y las ventanas de los colectivos que ensucian la poca ropa de los trabajadores antes de llegar a cumplir con sus tareas.

“Que le vamos a hacer, esto es así todos los días”, dice Marcos Vera, con esa resignación jocosa que supimos conseguir. Como nada puedo hacer me río, sería su definición. Viaja junto a Romina Martínez, su mujer y la nena de ambos que ya da señales del largo periplo. “Es impresionante lo que tardan”, dice Romina del bus de La Villetana que avanza lento e inclinado por Eusebio Ayala.

Los colectivos internos, que unen las ciudades de la Gran Asunción, son en mayoría del equipo chatarra, son pocos los que se salvan de ingresar en la categoría de vehículos que ya están más para el descarte que para andar llevando pasajeros.

“No suelo tomar esta línea porque no viene nunca, hoy nomás me subí porque lo encontré en el camino”, cuenta Rodrigo Benítez. “Pasa uno cada hora más o menos”, comenta.

“Están todos sucios nomás”, dice Jimena que no tiene otro comentario, no le parece nada raro el problema, no parece incidir en su adolescente alegría de primavera. Tampoco en Ña Justina que va llevando su canastita de dulces para vender gracias a la gentileza del conductor. “No me quejo”, dice y explica todo con la mirada.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.