Espionaje norteamericano, en la agenda de cumbre regional

Mandatarios del Mercosur darán a conocer una respuesta común ante la grave denuncia de agresión a la soberanía de parte de los servicios de inteligencia estadounidenses.  

 

Protesta realizada frente a una sede diplomática norteamericana contra los programas de espionaje masivo. Foto: rt.com.

Gilberto Carvalho, ministro de la presidencia brasileña, dijo que la reunión del Mercosur que se inicia mañana en Montevideo será una oportunidad para adoptar una respuesta común al espionaje aplicado por el Gobierno de Estados Unidos a ciudadanos y funcionarios de diferentes países -entre ellos Brasil, Argentina, Ecuador, Venezuela, Colombia, México y Paraguay. Carvalho reiteró que «el hecho es gravísimo, del mismo modo en que fue grave el evento con el presidente Evo Morales”.

El funcionario indicó que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, tendrá durante la reunión una “buena ocasión para que se tome una decisión de conjunto. Nosotros consideramos que el hecho es gravísimo, del mismo modo en que fue grave el evento con el presidente (de Bolivia) Evo Morales”, dijo en alusión al cierre del espacio aéreo de Francia, Portugal, Italia y España para el avión del mandatario boliviano la semana pasada.

El ministro informó que ya se adelantan las discusiones con otros países en busca de una respuesta común, y aseveró que tanto el espionaje estadounidense –denunciado a partir de las filtraciones de Edward Snowden, exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)– como la afrenta a Evo Morales deben ser respondidos “con mucha dureza”.

“Cualquier agresión, cualquier ataque a la soberanía de un país debe ser respondido con mucha dureza. Porque si bajamos la cabeza, mañana ellos nos pasan por encima”, declaró Carvalho a la prensa.

Desde el domingo pasado, cuando O Globo denunció el espionaje estadounidense a millones de comunicaciones telefónicas y correos electrónicos en Brasil, el Gobierno de Dilma Rousseff anunció la apertura de una investigación, pidió aclaraciones al Gobierno estadounidense a través de la convocatoria del embajador Thomas Shannon y decidió crear un grupo técnico interministerial para «analizar el caso y proponer medidas».

El canciller brasileño Antonio Patriota dijo el martes que Brasil está a la espera de una «respuesta formal» sobre las denuncias de espionaje en el país. Agregó que “el Gobierno brasileño no tenía conocimiento de las actividades denunciadas. La eventual participación de una persona, institución o empresa del país en estas actividades es inconstitucional, ilegal y sujeta a penas».

Los documentos de la NSA filtrados por Snowden revelan que Paraguay fue un “objeto constante” de espionaje, aunque en menor escala con relación a países como Brasil, que es definido como objeto privilegiado por los servicios de inteligencia norteamericanos. Las publicaciones de O Globo revelan que las comunicaciones interceptadas incluyen secretos comerciales, correspondencia de empresas, entre otros, lo cual demuestra que las operaciones secretas no solo abarcan temas referente al “terrorismo”, argumento constantemente esgrimido por EE.UU. para justificar sus acciones.

Fuente: Telesur

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.