Escuche la última entrevista realizada al asesinado dirigente campesino Vidal Vega

En esta entrevista, Vega había lanzado fuertes denuncias contra el proceso judicial que lleva adelante la Fiscalía, la falta de voluntad política para que las tierras en disputa queden en manos de los campesinos sin tierra y las inexplicables circunstancias del fatal saldo de 17 muertos en las tierras de Marina Kue.

 

Foto de Eduardo Arce

El pasado 6 de noviembre realicé una larga entrevista al hoy asesinado dirigente campesino Vidal Vega (escuche abajo de este texto el audio), secretario ejecutivo de la Comisión sin tierra de Marina kue y miembro de la Comisión de familiares de víctimas de la masacre de Curuguaty. La entrevista se concretó en ocasión de la visita de representantes de Amnistía Internacional al distrito de Marina Kue, organización internacional que también investiga, paralelamente, el caso Curuguaty.

Vidal Vega había expresado en la larga entrevista que nos concediera que ya antes de los sucesos del 15 de junio, día de la masacre, formaba parte de dicha Comisión Sin Tierra de Marina Cue, y que después de la masacre, continuaban trabajando en él.

Había explicado que tres son las principales reivindicaciones que la Comisión de la comunidad de Yvypytä levanta: la libertad de todos los imputados por el caso Curuguaty, la indemnización a los familiares victimas, y la liberación de las tierras de Marina Cue a favor de los campesinos sin tierra de la zona.

En este sentido, había informado que hasta el momentose logró una pequeña entrega de dinero por parte de organismos del Poder Ejecutivo, y que las demás reivindicaciones están muy lejos de ser satisfechas.

Consultado respecto a la investigación de fondo del caso de los 17 asesinados aquel 15 de junio en Marina Kue, respondió que no estaba bien informado del proceso judicial, pero que para él, “es claro, como el agua, que fue una posición política para derrumbar al presidente Lugo”.

Cómo se explica la matanza si se dice que se tienen policías especialistas para abordar situaciones de ese tipo, y sabiendo que solamente 55 personas estaban en la ocupación de las tierras de marina Kue. Cómo se explica la masacre si se dice que la policía actuó con informaciones de inteligencia, tanto en el ámbito político como policial “, se preguntó entonces Vega.
El hoy asesinado dirigente campesino había indicado que en Yvypytä, la comunidad de los sin tierras, la lucha por obtener las tierras de Marina Kue  habían comenzado en el año 2004, que habían salido dos mensuras judiciales para la delimitación del inmueble –que reclamó falsamente Blas N. Riquelme-, pero que los propios jueces atajaban su realización.

Vega comentó en la entrevista que en los últimos tiempos, los campesinos, cansados de deambular y ser echados con sus carpas, provistas y foizas durante años de las tierras de Marina Kue, llegaron a la resistencia den aquellos días de mayo y junio pasados, pero que  nunca imaginaron que esa resistencia tendría como desenlace fatal 17 personas muertas.

Para el señor Vidal Vega mucha gente inocente fue víctimas. Decía que de ambos bandos hubo mano negra. “Dónde se involucran, quién los maneja y de dónde salieron”, se preguntaba Vega.

Suponía que no todos son inocentes en la muerte de las 17 personas, debe haber únicamente mano negra en todo esto, había recalcado.

También señala en la entrevista que no ve voluntad de gobierno actual para que las tierras en disputa queden en manos de sus legítimos dueños: los campesinos sin tierra.

Con relación a la situación legal de la tierra en disputa, señaló que en el INDERT había una postura importante de su actual presidente, pero, decía, el asunto en la Procuraduría General de la República era un desastre, un juego legal interminable..

“La jueza saca a favor del Estado en cambio el abogado Peña Gamba de Riquelme lo recusa. Nosotros fuimos a conversar con los magistrados en la Corte Suprema, se comprometieron a desafectar la tierra en cuestión y solucionar el problema en un lapso de 120 días, tiempo que ya se agotó. Hasta el momento no se conoce tal medida judicial porque se nota la falta de voluntad política del gobierno”, señalaba Vega.

Si se hubiese tenido la voluntad política del gobierno, en 90 días, máximo, el problema de la tierra en Marina Cue ya se tendría que haber solucionado; pero hasta el momento la misma no se da. Eso muy claro desde el ámbito político, decía el dirigente campesino, al mismo tiempo de dar a entender que los actuales gobernantes colocaron la masacre de 17 personas para repartirse con jugosos sueldos de Itaipu-Yasyreta y de todas las arcas del estado.

“A ellos únicamente les beneficia y hacen “política” de la masacre, los inocentes en cambio están en la cárcel”, había afirmado.

Cuando fue consultado sobre quiénes serían los responsables de la matanza de campesinos y policías, dijo que sería difícil llegar a la verdad porque no se está investigando profundamente para identificarlos.

Escuche el audio:

 

Fuente de la Información: articulación Curuguaty

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario