¿Es sostenible en el tiempo la producción industrial de la carne?

En muchos lugares el ganado vacuno no duerme y come todo el día forrajes para engordar; pollos y gallinas que comen todo el día y a los que no se les apaga la luz para que no duerman.  El pasto, ensilaje y heno contienen poca energía, de modo que para obtener mayor rendimiento de los animales, hoy se recurre a un forraje enriquecido con soja, maíz y otros cereales. Cientos de hectáreas de bosques han desaparecido en los últimos años debido a las plantaciones de sojas en Paraguay.

El 19 de mayo pasado se ha presentado el estudio “Atlas de la Carne. Hechos y cifras sobre los animales que comemos”. El acto se desarrolló en el Café del Teatro Municipal, a las 10:00 horas, ante numerosas personas de diferentes edades.

La presentación fue realizada por Ingrid Wehr, Coordinadora de la Oficina de Chile de la Fundación Heinrich Bôll Stiftung y Elías Díaz Peña, Coordinador General de Sobrevivencia Amigos de la Tierra Paraguay.

 

La presentación ha planteado un reto para replantear la sustentabilidad del planeta. Es que numerosas interrogantes se sitúan sobre la producción cárnica. La primera, a partir del negocio de la carne en el mercado global, donde el estudio señala que el 25% de la carne de res en realidad carne de búfalo de la India.

En función de la industria de la carne, señala el estudio que en las grandes granjas industrializadas los patógenos pueden transmitirse más rápido de un animal a otro, y asimismo, llama la atención sobre el costo climático del ganado, porque su producción se sostiene sobre un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.
Otro factor importante del estudio es que en función a la industria faenado, se llegó a la conclusión de que ella lucha por los precios más bajos en los mataderos, se sostiene en la espalda de los trabajadores.

¿Es posible que el mundo soporte en estas condiciones mucho más?

 

Presentaciones de otros materiales

Un día antes, el lunes 18 de mayo, se han presentado en la sociedad científica los materiales «30 años de plantas genéticamente modificadas y de 20 años de cultivo comercial en los Estados Unidos: una evaluación crítica» y «Nueva economía de la naturaleza. Una introducción crítica». Esta presentación fue realizada por el Arq. Oscar Rivas de Los Verdes Paraguay, y Sebastián Ainzúa, de la Fundación Heinrich Boll.

Rivas afirmó en la ocasión que es «relevante hacer la presentación de las investigaciones en la República Sojera del Paraguay, porque estamos perdiendo la gran oportunidad que el Paraguay tiene para convertirse en un país sustentable. Somos un país mega diverso, somos un país que tiene la mayor cantidad de agua dulce en el planeta. Energía limpia. La mayor cantidad per cápita del planeta en términos energéticos».

Por su parte, Ainzúa señaló que «con estos textos, estamos peleando al sistema, peleando a grandes conglomerados que imponen una manera de ver, queremos transmitir una idea distinta, una idea que muchas veces rompe con el sentido que nos han enseñado, rompe con as ideas propias del establishment de los políticos, quienes lo promueven y lo financian. Queremos disputar el relato, la arena de lo posible, de lo necesario y de lo oportuno. Estas propuestas ponen a disposición ideas, queremos romper las falsas soluciones».

Comentarios

Publicá tu comentario