Entrevista a Eduardo «Coco» Arce: en periodismo «uno aprende a escribir para que te lean y te entiendan».

25 años de ejercicio periodístico lo han convertido en un mutante de la escritura.

Son las 7 de la mañana y estoy sentado bajo la santa rita del domicilio de la calle Jejui casi Hernandarias. El sorbo de mate con abundante poha ñaná nos despierta, y nos abre el apetito para una amena conversación. Entro en esta con una aclaración, muy importante: quiero hablar con un periodista sobre periodismo; puesto que tengo frente  a mí a un polifacético. En un mismo tiempo, Eduardo María Arce Schaerer, alias Coco, es dirigente del Partido de los Trabajadores (PT), del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) y (ahora él me aclara) trabajador de prensa, las tres dimensiones de su vida que los vive con la misma encendida pasión.

Coco Arce, periodismo, Paraguay

Dirigene sindical, dirigente político y periodista a pasión completa. Fuente propia

Coco Arce tiene 25 años de ejercicio del periodismo en varios medios, nacionales e internacionales. Y su conducta como trabajador en las redacciones y en la organización política del gremio –SPP-, es intachable.  En la escritura es un mutante: en un mismo día escribe un encendido editorial para el PT, una seca pero precisa información para la BBC de Londres y una carta de amor para su esposa Magi. Y será difícil imaginar que es la misma pluma. En el SPP es frontal en defensa de los intereses de los trabajadores y contra la patronal: aqui Coco desecha lo gris, solo hay blanco o negro.

Utilicé un buen pretexto para entrevistarlo: el día del periodista. Con el Ka’ay hiviente qie iba y venía, avanzamos en la entrevista:

Cuántos años de periodismo tenés Coco…

Con veinticinco años en este oficio del escribir cotidiano, de intentar retratar la realidad para que otra gente se entere, he trabajado en medios de comunicación nacionales y extranjeros.

En qué medio de Paraguay y del exterior trabajaste ya

En Paraguay, en los diarios Hoy y Noticias, ambos desaparecidos, y en los semanarios La Opinión y La Corbata, además de desempeñarme como editor, durante muchos años, de El Socialista, vocero del Partido de los Trabajadores. En el ámbito de los medios internacionales, he escrito para la revista Correo Internacional (Brasil), y durante doce años me desempeñé como corresponsal de la Agencia Alemana de Prensa (DPA), con lo que mis reportes y notas de análisis se publicaban en publicaciones -diarias, semanales o mensuales-, de unos de 95 países del mundo, que eran clientes de la Agencia. Desde hace un par de años escribo para la BBC de Londres (internet y radio), también de mucha y amplia difusión a nivel mundial.

Suelo leer tus notas y reportajes en la BBC de Londres…leí cosas muy buenas de vos…¿Son exigentes en el estilo los editores?

Lamentablemente hay diferencia, no sólo en estilo, sino en la concepción de la ética periodística (en comparación al periodismo de acá). En los medios internacionales no se puede inventar, tergiversar o mentir. En todos los casos se deben “escuchar las dos campanas”, es decir, la precisión de la información y la velocidad en editarla no deben poner en riesgo nunca la necesidad de dar espacio, en la misma nota, a todas las partes involucradas. En todos los casos, también, se debe citar la fuente y si ésta pide discreción, se debe constatar la información. Este estilo, que también antes –en mis comienzos-, existía en nuestro país, actualmente es desechado por completo por la subjetividad en la información y por los intereses económicos, y por lo tanto político, de los propietarios de los medios de comunicación.

Vos sos polifacético, Coco, en la escritura. Escribís artículos de opinión y análisis y editoriales para El Socialista, el vocero de tu partido, el PT, escribís las gacetillas informativas y los pronunciamientos del Sindicato de Periodistas, donde sos dirigente…¿Cómo diferencias el estilo periodístico de los otros estilos?

Como en todas las profesiones, oficios o actividad que uno realice, la experiencia –producto de muchos años de desarrollar una determinada actividad-, te indica qué hacer, cómo y en qué momento. Uno va aprendiendo con los años cómo encarar el escrito, cómo expresar el mensaje que se quiere dar a conocer, pero sobre todo uno aprende que escribe para que te lean y te entiendan por lo que es indispensable ponerse en el lugar del lector. También se aprende a respetar las formas, los géneros y uno le va poniendo su estilo propio, que se va definiendo con el tiempo.

¿Cómo ves el desempeño de los periodistas hoy en Paraguay?

No me cabe duda que actualmente la profesión u oficio del periodismo se ha degradado de una manera tal que podemos asegurar que se ha degenerado. Se ha llegado al colmo de pasar por encima de los principios éticos y se va extendiendo peligrosamente la idea de que el periodista está por encima del bien y del mal, que no es un trabajador común y corriente porque es intocable ya que es la encarnación de la libertad de expresión. En general creo que no estaré errado al afirmar que, en general, los periodistas, hoy, han perdido el respeto por los demás, por la gente común y eso es lamentable.

¿Cuánto es comprometido el periodismo que ejercen los periodistas de los grandes medios de comunicación de Py?

Los propietarios de los medios de comunicación han impuesto sus reglas de juego y, en la actualidad, los periodistas tienen un solo compromiso: Hacer lo que quiere el patrón; oficiar de vocero de los intereses económicos y políticos del propietario del medio, que es quien impone la línea. Esto ocurre porque el Estado no le puso un freno cuando estaba a tiempo.

Yo entiendo el oficio de periodista, fundamentalmente, como un contrapoder…es posible hoy desarrollar este oficio en los grandes medios con una permanente investigación, rigor y crítica a los poderes?

Yo no creo que el oficio del periodista o el periodismo, en general, sea un contrapoder. Creo que un medio de comunicación tiene esa posibilidad porque es el que ejerce, en concreto, la presión sobre el poder y sobre todo los medios más grandes, los de mayor circulación o audiencia y no hay ninguna posibilidad de que la investigación periodística o la crítica a los poderes se haga de una manera independiente. La investigación o la crítica se orienta hacia donde indique el patrón.

Si la cosa está tan difícil en los grandes medios, dónde hacer, cómo hacer periodismo autónomo, crítico, de contrapoder…?

El periodismo autónomo, independiente, debe necesariamente ganarse el espacio social que requiere oficiar de contrapoder, es decir, debe convertirse en un medio de gran circulación o audiencia. Sólo desde esa posición podrá ejercer presión. De ahí la necesidad de tomar en serio la formación de medios alternativos y fortalecerlos. De ahí la necesidad de fortalecer E’a, hoy más que nunca. De volverlo masivo, de que la gente lo lea y participe en su construcción.

Se habla mucho de que los grandes medios se mueven en base a los intereses de sus propietarios, de los sectores de poder, y no precisamente en base al interés comun del país, de la gente…si esto es asi, ¿cuánto de responsabilidad tienen los periodistas que escriben para esos medios?

Estoy totalmente de acuerdo con ese análisis. Hoy, los grandes medios son los voceros políticos de los grandes grupos económicos. No son otra cosa. Van moldeando la opinión de la población de acuerdo a sus intereses. No les importa, en absoluto, el interés común. Al contrario. Éste está supeditado al interés del grupo económico propietario del medio de comunicación. Esto es así en todos los países del mundo, no sólo acá en Paraguay. La responsabilidad del periodista es organizarse y fortalecer su organización. Sólo con una organización fuerte podremos, las y los periodistas y comunicadores, poner freno a esta degeneración de la prensa y de la profesión-oficio del periodismo.

Gracias Coco por este tiempo

Gracias a vos, y nos vemos esta noche en el panel debate del SPP.

Comentarios

Publicá tu comentario