Enredos de un político del PLRA con la transnacional Monsanto

El ministro Cardozo violó un decreto y varias normativas para liberar el algodón transgénico.

Enzo Cardozo, ministro de Agricultura y Ganadería. Fotografía: Presidencia.

El ministro de Agricultura y Ganadería, abogado Enzo Cardozo, violó el decreto Nº 12.706/08 al dictar por medio de una simple resolución ministerial la modificación del citado decreto que reglamenta el funcionamiento de la Comisión de Bioseguridad Agrícola y Forestal, COMBIO.

En ese marco, también,  resolvió liberar para su uso comercial la semilla transgénica del algodón Bollgard, propiedad de la Monsanto, sin el dictamen técnico de la Secretaría del Ambiente y el Ministerio de Salud, transgrediendo normativas legales.

Cardozo, quien apoya la candidatura de Blas Llano a la presidencia de la República, y probable candidato a senador nuevamente para el periodo 2013-2018, emitió una resolución ministerial el 6 de julio de 2011, modificando el reglamento de funcionamiento de  la COMBIO, entidad que está facultada exclusivamente a dictar sus propias reglas.

Lo que Cardozo evitó con esta modificación del reglamento es someter a votación la aprobación de dicho algodón transgénico, porque la COMBIO normalmente lleva a votación cualquier decisión en materia de bioseguridad.

Para la liberación comercial de cualquier semilla transgénica, la COMBIO debe aprobar en plenaria un dictamen de bioseguridad elaborado por un comité ad hoc de evaluación de riesgo. Seguidamente, el Ministerio de Industria y Comercio debe presentar un dictamen de conveniencia comercial. A su vez, el Servicio Nacional de Salud Animal, SENACSA,  también debe presentar un dictamen si el producto es apto para el consumo de los animales. A su turno, el Ministerio de Salud Pública debe producir un dictamen de inocuidad alimentaria y la Secretaría del Ambiente, SEAM,  finalmente debe otorgar la licencia ambiental.

Imagen: Blog Fruityoatybar.

Estos dos últimos pasos no se cumplieron, porque  el Ministerio de Salud y la SEAM no emitieron sus respectivos dictámenes, por lo que el algodón Bollgard de Monsanto no debió ser liberado por el Ministerio de Agricultura para su uso comercial.

Sin embargo, como el ministro Cardozo modificó ilegalmente el reglamento de la COMBIO, la aprobación de dicho algodón no se sometió a votación y ni siquiera se trató en el seno de esa entidad la posibilidad del uso comercial de la semilla transgénica de dicho algodón. Sólo se efectuó la presentación y entrega en plenaria del informe del comité de evaluación de riesgos de bioseguridad, parte del proceso de aprobación.

Sobre estas bases, el ministro Enzo Cardozo, alineado totalmente a los intereses de la transnacional Monsanto, emitió la resolución Nº 2.072 del 21 de octubre de 2011, aprobando la liberación comercial de la semilla transgénica de algodón Bollgard.  Poco después, Monsanto presentó la solicitud de inscripción de dicha semilla en el Registro Nacional de Cultivares Comerciales del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas, SENAVE.

Desde entonces, los medios de comunicación comerciales, aliados a las transnacionales, presionan al SENAVE, a través de diversos voceros, para que la citada institución inscriba dicha semilla liberada en forma ilegal por el ministro Cardozo. Su utilización puede ser catastrófica para el ambiente y los seres humanos, ya que la SEAM ni el ministerio de Salud aprobaron el uso de esta semilla.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.