Enredan a Rubén Villalba en un laberinto jurídico

La defensa de Rubén Villalba apeló nuevamente la medida de la jueza Janine Ríos de mantener en prisión a este señor. Lo mantienen en prisión en contra de la Constitución Nacional y la prelación de las leyes de la República, sostiene el abogado Gustavo Noguera.

En los dos casos, Rubén Villalba fue acusado por recuperar para la agricultura familiar tierras destinadas a la soja transgénica.

En los dos casos, Rubén Villalba fue acusado por recuperar para la agricultura familiar tierras destinadas a la soja transgénica.

Cuando se le había otorgado la prisión domiciliaria por el caso Curuguaty, luego de más de 50 días de huelga de hambre, a Rubén Villalba le recrearon un caso de expectativa de pena muy menor que ocurriera en el 2010: la resistencia dela comunidad de Pindo, Yasy Cañy, al avance de la soja transgénica.  Por este caso lo acusan de coacción y privación ilegítima de libertad. Y luego reapareció otro caso en el que se lo acusa de “invasión de propiedad” en Yvypyta, entonces distrito de Curuguaty, también otro intento de recuperación de familias campesinas de terrenos en litigio y utlizado para la soja.

Ya en marzo del 2013 se presentó la acusación fiscal en el caso de Pindo, pero en todo ese tiempo no se convocó a audiencia preliminar.

El juzgado, de acuerdo con los procedimientos, tenía desde ese momento menos de un mes para convocar a audiencia preliminar, nos cuenta el abogado Gustavo Noguera.

Esa audiencia preliminar se está desarrollando recién ahora, en Salto del Guaira. Amén de eso, a Rubén le rechazaron nuevamente la prisión domiciliaria solicitada, siendo que la misma prisión domiciliaria le fue concedida en un caso con expectativa de pena muy superior como el caso Curuguaty.

En el caso de Pindo, lo había acusado el fiscal José Zarza, el mismo que está procesado por “cohecho pasivo agravado”. Así le denominan a la coima.

La fiscalía se opuso a la prisión domiciliaria utilizando un artículo 245 del Código Procesal Penal que señala que no corresponden estas medidas para personas acusadas en más de un juicio. La jueza Janina Ríos aceptó esta tesis fiscal.

Rubén lleva más de un año y medio en prisión por el caso Curuguaty.

De acuerdo con la defensa, con Rubén se cometen arbitrariedades inconstitucionales. Trae a colación el artículo 19, de la prisión preventiva, en el que se establece que la prisión preventiva solo será dictada cuando fuese indispensable en las diligencias del juicio. En ningún caso la misma se prolongará por un tiempo mayor al de la pena mínima establecida para igual delito, de acuerdo con la calificación del hecho efectuada en el auto respectivo. La pena mínima del hecho del que se lo acusa en el caso Pindo es de seis meses, reclama el abogado Gustavo Noguera. Y entiende que al establecer el sistema punitivo paraguayo el delito superior como parámetro para las condenas, Rubén ya ha pasado «con creces» el tiempo establecido de prisión preventiva.

Yvypyta

La jueza Janina Ríos tampoco le otorgó el sobreseimiento temporal de Rubén solicitado por el fiscal y mucho menos el definitivo solicitado por la defensa en el caso Yvypyta. A través de un recurso procesal, envió a la Fiscalía General el caso para que este se pronuncie.

Comentarios

Publicá tu comentario