Enfrentados por protestas: Pelé pide “olvidar confusión” y Romario lo manda callar por decir «tanta mierda»

Los futbolistas juegan sus partidos entre los indignados brasileños. Ronaldo, en el equipo de Pelé,: «la Copa es una oportunidad”. Rivaldo y Neymar juegan con Romario: «Es una vergüenza estar gastando tanto dinero para este Mundial y dejar los hospitales y escuelas en condiciones precarias», dijo la joven figura carioca.

Pelé vs Romario. Foto: Clarín.

La ola de protestas que se viven en Brasil en tiempos de la Copa de las Confederaciones generó un fuerte choque entre dos ídolos futbolísticos del país más ganador de la historia de los mundiales. Pelé, referente máximo, pidió olvidar el conflicto que existe hoy en las calles de las principales ciudades y Romario lo mandó a callar.

«Pido a los brasileños que no confundan las cosas. Estamos preparando la Copa del Mundo. Vamos a apoyar a la selección nacional. Vamos a olvidar la confusión que reina en Brasil. Vamos a olvidar las protestas», pidió O Rei en un video que grabó y se dio a conocer como un mensaje para los hinchas.

Furioso con esa declaración, Romario, quien actualmente es diputado federal por Río de Janeiro, no esquivó las preguntas sobre las palabras del astro y respondió con dureza: «Que se calle la boca», dijo en rueda de prensa. Y agregó: «Prometí nunca más hablar de Pelé, porque Pelé habla tanta mierda cada día. No tiene conciencia de lo que está pasando en el país».

La voz de Romario va de la mano con la ira de los manifestantes, que en los últimos días salieron a las calles para reclamar por el dinero público dedicado a la construcción de estadios y otras infraestructuras deportivas para el Mundial de 2014 y no al campo de la salud, de la educación o del transporte.

Pero Romario y Pelé no fueron los únicos que se pronunciaron. Ronaldo, quien forma parte de la organización del máximo torneo que se disputará el año próximo, dijo que «la Copa es una oportunidad increíble para Brasil de atraer atención, inversión, turismo y otras mil cosas» y dudó que del país «estuviera mejor si no lo hubieran seleccionado para realizar el Mundial de 2014».

Del otro lado, en la vereda de Romario se paró Rivaldo y también parece estar Neymar, la joya emergente. «Es una vergüenza estar gastando tanto dinero para este Mundial y dejar los hospitales y escuelas en condiciones precarias», escribió en su cuenta de Twitter el enganche que ganó la Copa del Mundo en 2002.

Neymar, en tanto, ya había manifestado su apoyo a las protestas: «Quiero un Brasil más justo, seguro y honesto», admitió.

Fuente: Clarín.

Comentarios

Publicá tu comentario