Encuentran restos de guerrilleros del Movimiento 14 de Mayo

En la mañana de hoy fueron hallados en una estancia en el distrito de Tava’i, departamento de Caazapá, dos esqueletos humanos que pertenecerían a guerrilleros del Movimiento 14 de Mayo.

Guerrilleros del Movimiento 14 de Mayo. Esta foto fue tomada en Posadas poco antes del segundo ingreso del Movimiento al territorio paraguayo.

Rogelio Goiburú de la Dirección Justicia y Dignidad del Ministerio de Justicia y Trabajo detalló el hallazgo: “Fueron hallados dos esqueletos humanos en una propiedad que se encuentra a un kilómetro y medio del centro de Tava’i. Esta propiedad pertenece desde la década del 50 a la familia Caballero, en este lugar el General Colmán enviado por Stroessner asentó su puesto de comando para reprimir al Movimiento 14 de Mayo, fue su primer  posicionamiento al frente de la represión a ese movimiento. A este lugar le traían a los prisioneros que caían presos del ejército y aquí los torturaban y los asesinaban. También de este lugar los llevaban a otros prisioneros a arrojarlos desde los aviones, acá enfrente había una pista de aterrizaje de aviones. Y también desde este lugar los llevaban para asesinarlos en otros sitios como por ejemplo la estancia Tapyta que queda cerca de Caazapá.”

Respecto a cómo llegaron a estos restos refirió: “Yo estoy desde el año 2006, hace 7 años que estoy encabezando el trabajo de investigación y búsqueda de desaparecidos de la Dictadura, primero en la comisión de Verdad y Justicia, después en la Dirección de Verdad y Justicia y ahora en el Ministerio de Justicia y Trabajo y además como coordinador del Equipo Nacional de Búsqueda de Detenidos y Desaparecidos de la Dictadura. Desde el principio buscando a los desaparecidos recorrimos distintos lugares del país, uno de estos lugares es acá en el departamento de Caazapá, y por las informaciones y los datos recogidos hasta el momento es que llegamos a este lugar y estamos realizando este trabajo con éxito. Hemos encontrado a dos compatriotas que fueron asesinados por el régimen en el año 60 según testimonios de los lugareños. Con el equipo ahora, a través de la fiscalía, por medio de la cadena de custodia los llevaremos a Asunción al laboratorio forense del Ministerio Público, a la espera de su identificación.

Consultado sobre las posibilidades de que uno de los restos pertenezcan al comandante de las columnas 14 de Mayo, Juan José Rotela, Goiburú expresó: “No, estos dos no. Juan José Rotela por los datos que tenemos fue enterrado en la estancia Tapyta o en un lugar llamado Ñu Cañy. Desde luego que vamos a seguir recibiendo informaciones, vamos a seguir investigando y esperamos desde luego poder encontrarlo también”

Con respecto a los fondos para seguir con la identificación de los restos respondió: “Esos fondos el Ministro de Hacienda ya me aseguró que están disponibles, esta semana tiene que hacerse el traspaso al Ministerio de Justicia y Trabajo, y a su vez esta semana el Ministerio tiene que entregar este dinero al CIPAE (Comité de Iglesias Para Ayudas de Emergencia), el cual es el encargado de administrar este dinero para contratar a los antropólogos del equipo argentino de antropología forense para realizar los trabajos de identificación. Ya están los fondos solamente faltan los pasos administrativos burocráticos.

El Movimiento  14 de Mayo

El Movimiento 14 de Mayo fue un movimiento político guerrillero integrado mayormente por liberales disidentes del directorio liberal de la época, pero al cual se unieron también comunistas, febreristas y colorados disidentes del régimen Stronista. Su jefe militar y político fue Juan José Rotela.

El Movimiento se entrenó durante 1959 en Posadas, Argentina. En diciembre del mismo año  ingresan por primera vez por el sur del país al territorio paraguayo, divididos en 5 columnas con 15 a 30 hombres cada una, con el fin de derrocar por la vía de las armas al régimen dictatorial de Alfredo Stroessner. Esta incursión fue diezmada rápidamente y las columnas del 14 de Mayo tuvieron que reorganizarse para una segunda ý última incursión el 29 de Abril de 1960 con 120 hombres, incursión que sería derrotada en junio del mismo año en la zona del departamento de Caazapá, departamento donde hoy se hallaron los restos de dos de los integrantes de este grupo guerrillero.

Cruentas represiones

Las represiones del General Patricio Colmán y sus hombres a los prisioneros de la guerrilla pasaron por encima todo derecho internacional humanitario. Había órdenes superiores de liquidarlos a todos. Las torturas más atroces se hicieron presentes. En Encarnación, atados en la plaza pública fueron expuestos al escarnio. Las picanas y piletas no faltaron. Algunos eran arrojados de aviones. Flotando en las aguas del Paraná pudieron identificarse cuerpos mutilados, sin ojos, y con el corazón arrancado. Las mujeres fueron violadas hasta morir. Se estima que se produjeron unas 66 ejecuciones arbitrarias.

Comentarios

Publicá tu comentario