En Uruguay, el Senado aprueba la despenalización del aborto

La Cámara de Senadores de Uruguay votó a favor del proyecto de ley que establece que toda mujer mayor de edad tiene derecho a interrumpir el embarazo. Ahora será estudiado en Diputados.

Campaña "Yo decido". Imagen: Vox.com.mx.

Según el proyecto aprobado «toda mujer mayor de edad tiene derecho a decidir la interrupción voluntaria de su embarazo durante las primeras doce semanas del proceso gestacional». En el transcurso de este mes (febrero) estudiará la Cámara de Diputados, en la que también se da por descontada su aprobación.

Tras más de nueve horas de debate, el proyecto de ley de despenalización del aborto fue aprobado por 17 votos, de 31, con el respaldo de toda la bancada del oficialista Frente Amplio (FA, izquierda) y un voto de un legislador del opositor Partido Nacional.

«La ley vigente es ineficaz, discriminatoria e injusta porque algunas pueden llevar adelante sus decisiones y otras no», manifestó a la prensas la senadora Mónica Xavier, miembro informante de la iniciativa.

Xavier explicó además que la norma constituye «un mecanismo que garantizará a la mujer que no puede proseguir el embarazo, tener las mismas garantías que una mujer que llevó el embarazo a término».

Por su parte, el ministro de Salud de Uruguay, Jorge Venegas, aseguró que la decisión de la Cámara de Senadores de dar media sanción a la Ley de Despenalización del aborto, «es un avance sustancial».

Según el proyecto aprobado en primera instancia, «toda mujer mayor de edad tiene derecho a decidir la interrupción voluntaria de su embarazo durante las primeras doce semanas del proceso gestacional».

El plazo no se aplicará si el embarazo es producto de una violación, si está en riesgo la salud o la vida de la mujer o si existieran «malformaciones fetales graves, incompatibles con la vida extrauterina».

Venegas aseguró que el gobierno tiene el derecho y el deber de dar todas las condiciones a las mujeres para la interrupción de un embarazo no deseado.

Esta normativa ya había sido sancionada por el Congreso uruguayo en 2008, sin embargo, fue vetada luego de su aprobación por el entonces presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez.

El proyecto deberá ser discutido, en este mes de febrero, en la Cámara de Diputados, pero su aprobación en esa instancia también se da como cierta porque el Frente Amplio tiene mayoría de votos.

El actual presidente, José Mujica, ya manifestó su apoyo al proyecto aprobado en el Senado y prometió promulgar la ley, en caso de ser aprobada por los diputados y sancionada por el Congreso uruguayo.

Consideran una victoria

Para la periodista brasileña Cecilia Toledo, del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado de Brasil, el hecho significa “una gran victoria de las mujeres en Uruguay”.

Toledo, de reconocida militancia en el movimiento de defensa de los derechos de la mujer trabajadora y autora del libro “El género nos une, la clase nos divide”, sostiene que la victoria es también una conquista para todas las mujeres trabajadoras y pobres del conjunto de América Latina.

“En nuestro continente, el aborto es legal sólo en Cuba (desde 1965) y Ciudad de México (desde 2007), y la reciente despenalización en Uruguay puede servir de impulso para la campaña de legalización del aborto reivindicado y tan necesario en el conjunto de América Latina”, dijo a la publicación digital “Correo Internacional” de la Liga Internacional de los Trabajadores (LITCI).

Resaltó asimismo que la conquista es muy importante porque de esa forma va a fortalecer la lucha en todo el continente, para que la legislación cambie y las mujeres no sean nunca más penalizadas judicialmente cuando desean interrumpir la gravidez.

“El procedimiento podrá ser efectuado en un hospital público, con atención médica adecuada, evitando que millones de mujeres mueran o queden con secuelas graves en todos nuestros países”, dijo.

Según Toledo, en Latinoamérica, en general, las mujeres que más necesitan del aborto son las más pobres y las trabajadoras, que no pueden tener hijos porque no tienen condiciones materiales de vida suficientes para sustentarlos, y necesitan hacer un aborto con total garantía de que saldrán vivas de él.

Comentarios

Publicá tu comentario