En Roma “piden a Dios” que Cartes pueda combatir la hipocresía, la corrupción y el pecado

El Arzobispo Coadjutor de Asunción, Edmundo Valenzuela, oró para que el presidente paraguayo “reciba de Dios la fuerza necesaria y con valentía busque el bien común y la verdad”.

¿Una revelación? Foto. Presidencia.

¿Una revelación?. Cartes en el Vaticano. Foto. Presidencia.

Edmundo Valenzuela, Arzobispo Coadjutor de Asunción, oró en Roma para que el Presidente Horacio Cartes “reciba de Dios la fuerza necesaria y con valentía busque el bien común y la verdad, para combatir la corrupción, la hipocresía, la maldad, y el pecado que nos esclavizan y no nos permiten crecer, para implantar el amor de Cristo para felicidad de la familia paraguaya”, informó Presidencia.

El presidente paraguayo durante una de las misas en el Vaticano. Foto: Presidencia.

El presidente paraguayo y su comitiva durante una de las misas en el Vaticano. Foto: Presidencia.

“Tenemos que pedir la valentía porque solamente el valiente” trabaja por su pueblo “y no los aventureros y brabucones”, dijo Valenzuela quien aseguró “que solamente los valientes están movidos por motivaciones profundas de fe, de amor, de solidaridad y así permitir el goce del bien común y la dignidad de toda persona”.

El Jefe de Estado asistió hoy lunes, 28 de abril, a la solemne misa oficiada en el Santuario de Santa Teresa de Jesús, en Roma, al recordarse el 55 aniversario del fallecimiento de María Felicia De Jesús Sacramentado “Chiquitunga”. Participaron además, integrantes de la comitiva del presidente Cartes, así como obispos del nuestro país. Chiquitunga va camino a la canonización.

Dijo que “es más fácil la cobardía”, “ver trabajar al gobierno, a la Iglesia, y quedarnos a criticar”.

“Hoy nos reunimos también para rezar por el Paraguay”, afirmó.

“Aquí está el Señor Presidente y su hermana (Sarah Cartes), toda su comitiva. Vinimos aquí justamente en este Santuario de Santa Teresa de Jesús cuya estatua aquí preside nuestra celebración, para poder rezar por el Paraguay”.

El presidente paraguayo, acusado de vínculos con el narcotráfico, el contrabando, el lavado de dinero y otros ilícitos, fue por segunda vez en su gestión de visita al Vaticano.

Comentarios

Publicá tu comentario