En República Dominicana se oponen al proyecto de base naval de EE.UU.

Organizaciones políticas y científicas consideran que la instalación responde a los planes de intervención y control militar de Estados Unidos en este país y en toda la región.

El proyecto "atenta contra la soberanía nacional", advirtieron en una declaración conjunta la Academia de Ciencias, la Comisión Ambiental de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y la Fundación de Estudios Marinos. Imagen: Publimetro.

La Marina de Guerra de República Dominicana (la Armada dominicana) y los funcionarios de la Embajada estadounidense en la isla anunciaron el viernes pasado la construcción de una estación naval y un muelle por parte del Comando Sur de los Estados Unidos en la Isla Saona, en el puesto de Catuano, con una inversión de 1.5 millones de dólares.

Según el vicealmirante Nicolás Cabrera Arias, jefe de Estado Mayor de la Armada dominicana, EE.UU. construirá la obra con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de la vigilancia marítima en la zona Este de República Dominicana y con ello a mejorar el combate al narcotráfico, los viajes ilegales hacia Puerto Rico, y brindar seguridad a las actividades comerciales y turísticas de la zona.

“No constituirá una violación a la soberanía nacional, debido a que la estación naval será ocupada por efectivos de la Marina de Guerra y no por marines norteamericanos”, dijo Arias.

Durante la ceremonia de la palada inicial de la obra, el consejero político de la embajada de Estados Unidos, Todd Haskell, dijo que el proyecto se construirá con una donación de su país de 1,5 millones de dólares.

Haskell explicó que el inmueble permitirá la presencia continua de militares dominicanos en la isla, que es «un punto estratégico para la vigilancia del Canal de la Mona», el cual separa a República Dominicana y el territorio estadounidense de Puerto Rico.

El tema anunciado el pasado viernes 17 de febrero se convirtió rápidamente en uno de los más comentados durante la mañana del sábado, cuando centenares de dominicanos opinaron en contra de la obra por considerarla que lesionaría la soberanía nacional.

Organizaciones de izquierda

Organizaciones de izquierda y populares emitieron un pronunciamiento público en el que consideraron que la construcción de la estación naval financiada por EE.UU. constituye una intervención “inaceptable” de ese país en la nación caribeña y anunciaron que saldrán a las calles para protestar.

“La Marina de Guerra anunció la inaceptable y ominosa decisión del Pentágono de EE.UU. de instalar una base naval en la isla Saona (este del país), con el pretexto de reforzar la lucha contra el tráfico de drogas y personas”, expresaron los firmantes del documento.

Según las organizaciones izquierdistas, la anunciada construcción responde a los planes de intervención y control militar de Estados Unidos en República Dominicana y en toda la región.

“Esta acción criminal contra el ambiente, la vida y la soberanía del país, cínicamente anunciada en el mes de la patria y el aniversario del fusilamiento del coronel (Francisco Alberto) Caamaño, símbolo de soberanía, nos tendrá de frente con todos los medios a nuestro alcance”, afirmaron.

También la dirigente del sindicado de maestros, María Teresa Cabrera, consideró en conferencia de prensa que la presencia de la base militar, con asistencia estadounidense, «será un puñal clavado en la soberanía nacional», así como «una amenaza permanente a la (soberanía) de países vecinos, como Cuba y Venezuela».

“Esta acción criminal contra el ambiente, la vida y la soberanía del país, nos tendrá de frente con todos los medios a nuestro alcance”, afirmaron las organizaciones de izquierda y populares. Imagen: Accionverde.

Oposición de científicos

Grupos ecologistas y académicos dominicanos se opusieron el martes a la construcción de una base militar con apoyo de Estados Unidos en la isla Saona, en el extremo oriental de República Dominicana y que forma parte de una reserva ecológica.

El proyecto «atentaría contra la soberanía nacional», advirtieron en una declaración conjunta la Academia de Ciencias, la Comisión Ambiental de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y la Fundación de Estudios Marinos.

Las tres instituciones pidieron al gobierno detener la construcción y llamaron todas las organizaciones ambientalistas y la sociedad en general a unirse para evitar las construcciones en las áreas protegidas.

El presidente de la Academia, Milciades Mejía, declaró “inadmisible una intervención en el Parque Nacional del Este, zona emblemática del sistema dominicano de áreas protegidas”.

Destacó que en esa área se hallan «los mejores yacimientos arqueológicos subacuáticos» del país, así como centros ceremoniales indígenas, cuevas con petroglifos y cenotes, que podrían ser afectados por la presencia de embarcaciones militares y sus desechos.

Los petroglifos son diseños simbólicos grabados en rocas. Un cenote (del maya ts’ono’ot) es una caverna con agua.

«Todos los recursos biológicos presentes en el Parque se verían seriamente afectados», afirmó.

La isla Saona, ubicada a 150 kilómetros al oriente de la capital, forma parte del Parque Nacional del Este, «que atesora una extraordinaria riqueza biológica y numerosas especies, marinas y terrestres, amenazadas o en vías de extinción», explicó.

La TV rusa

El canal de TV ruso Russia Today (RT) denunció que EE.UU. busca garantizar intereses propios en el Caribe y afianzará su política de injerencia en la región con la instalación de una base naval en República Dominicana.

“Washington planifica construir una base naval en la isla Saona, en el extremo sureste dominicano, con un muelle, cuarteles y otras instalaciones militares, con una inversión de un millón y medio de dólares”, comentó la versión en español del RT.

El politólogo guatemalteco Sandino Asturias declaró al canal de televisión que el argumento ofrecido por el Comando Sur estadounidense de luchar contra el narcotráfico es sólo una justificación para garantizar intereses de la Casa Blanca en la zona.

Además, ello “busca justificar la presencia bélica norteamericana en la región”, pues «no hemos visto la efectividad en el combate militar al tráfico de drogas en el área», subrayó.

De hecho, la lucha contra el narcotráfico, con esta lógica de intervención militar preventiva en Colombia, Centroamérica y el Caribe, para nada ha detenido el tráfico de estupefacientes, comentó.

El objetivo consiste en afianzar sus posiciones militares en el área, tanto para garantizar el control de recursos naturales en la zona caribeña, como para actuar en cualquier conflicto, si se diera el caso, estimó Asturias, hijo de un comandante guerrillero, Rodrigo Asturias (Gaspar Ilom) y nieto del escritor y Premio Nobel de Literatura 1967, Miguel Ángel Asturias.

Isla Saona

La Isla Saona es la más grande de las islas adyacentes a la República Dominicana. Pertenece a la provincia La Altagracia y es parte del Parque Nacional del Este. Es de gran atractivo turístico por sus hermosas playas y bellezas naturales.

Su superficie es de 110 km² y su población es de aproximadamente 500 habitantes con 67 casas de familias que viven fundamentalmente de una variada pesca.

Cuenta con dos asentamientos humanos permanentes, los poblados de Mano Juan y Catuano. Mano Juan es un pueblo de pescadores con casas de madera y Catuano es una playa, la cual tiene un destacamento de la marina de guerra.

Cuenta con preciosos arrecifes coralinos, lagunas costeras, una gran diversidad de aves y especies de reptiles, y tiene también interesantes yacimientos arqueológicos y cuevas que eran utilizadas por los taínos, principal grupo étnico de la zona, al momento de la llegada de Cristóbal Colón a La Española.

Contiene un alto porcentaje de especies endémicas y riqueza florística. De las 539 especies reportadas en el Parque Nacional del Este, la mayoría se encuentra en este lugar. En la zona aparecen varias asociaciones de especies vegetales, las cuales integran diferentes ecosistemas, entre los que se pueden distinguir los bosques semihúmedos, los matorrales y los manglares o bosques salados, que se componen de cuatro especies neo tropicales: mangle negro, rojo, blanco y botón.

En la Saona también se han identificado especies de tortugas marinas incluyendo caguama, carey, tortuga verde y tinglar. Entre las aves se pueden apreciar las gaviotas playeras, las zancudas, la paloma coronita y la cotorra verde, la cual está en peligro de extinción. Otros fascinantes animales como la iguana rinoceronte, el manatí, el delfín y el murciélago pescador son también parte de los habitantes de la isla.

Se han reportado 40 especies de peces, 10 de corales y 124 de moluscos, calificando la zona como una de las más importantes reservas ecológicas del país.

Comentarios

Publicá tu comentario