En qué consiste la modificación de la ordenanza de Asunción que amenaza a los Bañados

El actual intendente Arnaldo Samaniego ahora la quiere ajustar para poder ceder terrenos municipales como pago a empresas privadas que hagan obras en la ciudad. Los bañadenses ven en esto el mecanismo jurídico para despojarles de sus tierras.

Este miércoles 20 de agosto los barrios ribereños de Asunción marcharán hasta la municipalidad capitalina para participar de la sesión donde concejales estudiarán la modificación de dos artículos de esta legislación municipal.
En las últimas semanas la junta municipal de Asunción intentó estudiar esta modificación actual en medio de un secretismo de la información.

Sin embargo, pobladores y pobladoras de los bañados se enteraron y exigieron la posposición del estudio y la realización de una audiencia pública. Ésta se realizó el 12 de agosto y terminó con  el rechazo unánime de la iniciativa del intendente.

Antecedentes de la ordenanza

En el 2000  el presidente de la República Luis Ángel González Macchi promulgó la ley 1618 de “Concesiones de obras y servicios públicos”, la primera herramienta jurídica del país para canalizar los proyectos de privatizaciones de servicios estatales que sobrevolaban toda la región.
Esta fue una ley nacional que estableció los marcos generales para las concesiones y tecerizaciones en Paraguay, y que especificaba que para concretarlo, los municipios debían homologar la ley a través de una ordenanza local.
Esto fue lo que hizo el intendente Enrique Riera en 2003 al promulgar la ordenanza 113 “Que establece el régimen de Iniciativa Privada”, propuesta por él mismo.
La argumentación para aprobarla básicamente se resume en que el sector público no tiene ni dinero ni recursos humanos para realizar mejoras en la ciudad, por lo que hay que invitar al sector de empresarios privados a que participen con toda su “fuerza y su inventiva”.

Modificación
A continuación mostramos el artículo dos de la ordenanza original y la contrastamos con la ordenanza con la modificación que se estudiará el miércoles:

Ordenanza original:
Art.2º: “La Municipalidad de la ciudad de Asunción podrá otorgar por tiempo determinado concesiones de obras públicas y servicios públicos y licencias para obras y servicios que se caractericen del interés municipal, a personas físicas, jurídicas y/o Consorcio de empresas, mediante el Régimen de Iniciativa Privada y Concurso de Proyectos integrales, basado en una idea creativa, que cumplan con el procedimiento y disposiciones establecidas en la presente Ordenanza”

Ordenaza con modificación:

Art.2º: “La Municipalidad de la ciudad de Asunción podrá otorgar por tiempo determinado concesiones de obras públicas y servicios públicos y licencias para obras y servicios que se caractericen del interés municipal y/o transferir bienes inmuebles de dominio privado de la municipalidad como dación en pago por obras de infraestructura a ser realizadas, a personas físicas, jurídicas y/o Consorcio de empresas, mediante el Régimen de Iniciativa Privada y Concurso de Proyectos integrales, basado en una idea creativa, que cumplan con el procedimiento y disposiciones establecidas en la presente Ordenanza. Las transferencias de bienes inmuebles de dominio privado municipal de parte de la Intendencia Municipal requerirá para su validez de la Homologación de la Junta Municipal”

Como se aprecia, el texto incorporado abre la posibilidad de que la municipalidad se ampare en esta legislatura para empezar a desalojar a las comunidades ribereñas, quienes ocupan desde hace cuatro décadas terrenos fiscales dentro de la ciudad.

Contexto

Esta iniciativa del intendente capitalino se da en un contexto de mucha sensibilidad de las familias de las comunidades ribereñas, tras la crecida de las aguas del río Paraguay y el desplazamiento a refugios de las mismas. Y tras el abandono municipal y estatal que sufrieron en momentos que necesitaron la asistencia oficial.

Existe, además, un escenario de enorme presión de intereses inmobiliarios, cuyos planes apuntan a extender sus invesiones hacia geografías de la ciudad que no están dentro del mercado, como es la zona ribereña.

Esta tendencia se disparó con la construcción de obras de infraestructura estatales como la avenida Costanera en Asunción. Al poco tiempo terrenos sin interés dentro de la ciudad se empezaron a valorizar y formaron parte de las ofertas de loteamiento. Esto se ve alimentado por la predisposición de gobiernos estatales y municipales que promueven este tipo de proyectos, orientados sólo por criterios de mercado y no sociales, culturales, humanos.

Actualmente el gobierno de Horacio Cartes apuesta como principal eje de su gestión la “modernización”  de servicios estatales a partir de su transpaso a empresas privadas, a través de la Ley de Alianza Público Privada, promulgada el 28 de octubre último.

El padre Francisco de Paula Oliva, que acompaña a las familias del Bañado Sur en sus reivindicaciones, denunció que en los últimos días funcionarios de la municipalidad visitan a las familias para hacer un censo y persuadirlas a que acepten salir del barrio a cambio de una vivienda en otro lugar.

 

Comentarios

Publicá tu comentario