En pueblos fumigados de Argentina el 30 % de las personas muere de cáncer

Causa terror el informe difundido por la Red de Médicos de Pueblos Fumigados que trabajan en las zonas sojeras en Argentina.

Por JAVA

El informe difundido hace unas semanas por la Red de Médicos de Pueblos Fumigados que trabajan en las zonas sojeras en Argentina, constató que en los últimos años “ha cambiado alarmantemente el patrón de enfermedades en muchas provincias donde se fumiga con agrotóxicos».

La tasa de abortos espontáneos llega al 19 por ciento, y la infertilidad aumenta a la par de los nacimientos con malformaciones y, según los registros civiles, más del 30 por ciento de los fallecimientos se producen por distintos tipos de cánceres, mientras que en el resto del país llega al 20, según el Doctor Medardo Avila Vázquez.

En La Pampa, Salta, Jujuy, San Luis, Catamarca, Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos, la frontera agrícola se ha extendido un 60 por ciento en los últimos diez años, volcando cada día mayor cantidad de elementos contaminantes en medio de una población de 12 millones de personas.

Vinculados a las aplicaciones de productos tóxicos, son mucho más frecuentes los problemas respiratorios, los trastornos tiroideos y de diabetes, igual que las dermatitis crónicas, y los pacientes epilépticos convulsionan mucho más frecuentemente en épocas de fumigación, lo mismo la depresión y los trastornos inmunitarios.

En los rebaños de cabras, propiedad de campesinos y comunidades indígenas, en algunas zonas se registra hasta un 100 por ciento de abortos, a causa de la exposición a los pesticidas,  indican los médicos autores del informe.

Al uso irracional de agroquímicos, se suman los problemas originados por su transporte y, en particular, el acarreo de fosfinas, un pesticida que se descarga en ciertas paradas, cuando el chofer, aún arriesgando su salud,  abre las bocas para liberar las pastillas que son de un gas incoloro e inflamable, con olor a ajo o pescado descompuesto, que explota a temperatura ambiente.

En la publicación Tiempo Argentino, Carlos Villar sostiene que “los vecinos de Areco comenzaron la lucha en el 2000, porque todas sus casas lindan con una empresa de fertilizantes y agroquímicos, que liberan constantemente polvillos impregnados de tóxicos que afectan a 40 personas entre 50 que fueron consultados”.

Dolores de cabeza, tos, cuadros alérgicos, broncoespasmos y otros males, fueron verificados por profesionales de Acción Social, logrando un cierre de la empresa por sólo 25 días, a pesar de que fueron entregados informes médicos sobre la muerte, en los últimos dos años, de diez vecinos, en un radio de 200 metros de la cerealera, a causa de distintos tipos de cáncer, quistes, próstata, tiroides, etc.

Muertes por vasculitis producido por agrotóxicos de habitantes de Santa Fe y Basavilbaso, Entre Ríos,  forzó el cierre de la empresa Granel y el Intendente de Areco, Francisco Durañona, anunció en febrero pasado que sería prohibida la fumigación aérea en la zona, cosa que aún no se ha concretado.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.