En plena madrugada desalojan a indígenas y queman sus pertenencias

30 familias de “Takuara’i Marilu”, en Canindejú, fueron sorprendidas a las 1:30 de hoy, por un grupo de 15 personas de para para’i. Los indígenas disputan 337 hectáreas con un terrateniente brasilero.

Foto: Demoinfo.

Foto: Demoinfo.

Un grupo de 30 familias fue violentamente desalojado de una propiedad en trámite de recuperación. El hecho se registró en la madrugada de este miércoles 07 de mayo, alrededor de las 01.30 horas, en la comunidad “Takuara’i Marilu”, ubicada entre los distritos de Puente Kyha y Corpus Crhisti en el departamento de Canindeju, frontera seca con Santa Lucia Carioca, Mato Groso do Sur, del lado brasileño.

Así lo denunció el indígena Derlis Portillo, presidente de la Comisión de “Takuara’i Marilu” en diálogo con la Radio Comunitaria “Corpus Crhisti” al relatar los hechos sucedidos al momento del desalojo. Dijo que sorpresivamente llegaron al lugar alrededor de 15 personas, vestidas de para para’i, portando armas de grueso calibre quienes empezaron a destruir y quemar las pertenecías de los nativos. Tres vehículos de la comunidad indígena utilizada para las gestiones y trámites de los originarios resultaron totalmente quemados.

“No sentimos muy mal, estábamos 30 familias y es triste ver a las autoridades como actúan de esa forma, nosotros solo queremos recuperar nuestras tierras”, señaló muy apenado el dirigente indígena.

Portillo asegura que fueron los brasileños quienes actuaron de esta forma, destruyendo todas sus cosas. Nosotros reclamamos pacíficamente nuestros derechos, en cambio estas personas actúan de esa manera, seguiremos procurando en recuperar nuestras tierras, ellos no cuentan con títulos de propiedad, puntualizó.

La policía

Restos de las balas utilizadas en el desalojo. Foto: Demoinfo.

Restos de las balas utilizadas en el desalojo. Foto: Demoinfo.

Otra sorpresa para los indígenas fue la llegada al lugar de la Policía, alrededor de las 05 de la mañana. Los nativos creyeron que iban a socorrerlos pero los efectivos empezaron a desalojarlos de la zona, bajo la orden de la fiscalía, significó Portillo agregando que seguirán luchando, y que el hecho se analizará en la comunidad indígena pudiendo salir más gente a la calle a reclamar por su tierra.

De acuerdo a los datos aportados, son 337 hectáreas reclamadas por los nativos, cuyo supuesto dueño es un brasileño de apellido Barolo, quien vive en el vecino país y que a su vez arrendó el predio a otro brasileño de nombre Severino Rouset Moura.

Fuente: Centro de Producciones Radiofónicas Ñane Ñe’ê-Beto Centurión”

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.