En Paraguay se puede comer por 3700 guaraníes al día, según economista brasilero

Wagner Weber dice que hay menos pobres gracias a la soja. La DGEEC dice que son pobres extremos los que no tienen Gs. 9469 por día para alimentarse. El economista califica de falsa la cifra y asegura que recién con ingresos menores a Gs. 3760 una persona es pobre extrema. De esta manera deduce que hay menos pobreza y desigualdad, gracias al agronegocio. Economistas de Paraguay dicen que no tiene sentido la metodología que propone el mismo.

Acusa a DGEEC de «inflar» cifras de pobreza, y critica que no utilicen método del Banco Mundial. Fue sin embargo el BM quien apoyó al ente en el establecimiento de sus mediciones. 

Wagner Weber presentando un libro sobre Paraguay. El mismo realiza publicaciones sobre las bondades impositivas del Paraguay, para atraer a productores y empresas de maquila en Paraguay. Según el mismo, Paraguay fue el país de mayor crecimiento en América en los últimos 30 años. Foto: Itaipu.

El economista brasilero Wagner Enis Weber, del Centro empresarial Brasil-Paraguay (Braspar) causó polémica al asegurar que el crecimiento económico en Paraguay si está llegando a los pobres y que el principal factor de reducción de la pobreza es la soja. Según el mismo, las estadísticas oficiales no reflejan eso porque los funcionarios se empeñan en inflar los datos de pobreza. Para argumentar que hay menos pobreza, indicó que en el campo se compran más televisores y motos.

El mismo aseguró ayer al diario Abc Color, que si se disminuye el monto mínimo estimado de ingreso necesario por día para establecer la pobreza extrema, y se tiene en cuenta el estándar del Banco Mundial, disminuirán dichas cifras.

Banco Mundial: 3760 gs.

La metodología utilizada por el Banco Mundial clasifica a los pobres extremos entre los que tienen ingresos menores a US$ 1,25. Esto se ajusta a un costo de vida para cada país. Weber asegura que lo que se puede comprar con US$ 1,25 en Estados Unidos equivale a 80 centavos en Paraguay. Es decir con 3760 guaraníes (0,80 dólares) por día, una persona puede alimentarse en Paraguay, según el mismo.

Weber critica que la Dirección General de Encuestas Estadísticas y Censos (DGEEC), de Paraguay, en el 2008 hizo un cambio en la metodología y aumentó en casi 40 por ciento el costo de la canasta utilizada para medir la pobreza. Según el mismo, esto distorsionó la cifra.

El brasilero asegura que si se usara la metodología del Banco Mundial, en Paraguay solo existirían 7 % de pobres extremos. Según las estadísticas oficiales, existe un 18 % que se ha mantenido en los últimos años, en contraste al crecimiento económico principalmente de sectores como la soja y la ganadería.

DGEEC: 9469 gs.

Para la DGEEC son pobres extremos los que tienen ingresos menores a 9469 guaraníes, mientras que 14.361 guaraníes es el mínimo de ingresos establecidos para definir la línea de pobreza.

Estos montos se establecen teniendo en cuenta las 2800 calorías mínimas que precisa una persona para nutrirse diariamente, según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).  De acuerdo a los costos de la canasta familiar, se establece el monto necesario para adquirir dicha cantidad de alimentos.

Cuadro realizado por Amilcar Ferreira.

“No tiene sentido” 

Según el economista Amilcar Ferreira, el indicador de 1,25 dólares diarios establecidos por el Banco Mundial, es una medida utilizada por dicho organismos para establecer cifras y poder comparar a nivel internacional. No es para ser aplicada en todos los países. La pobreza extrema tiene definiciones diferentes en cada país “y está bien”, aseguró al E’a.

No es igual la canasta familiar en Suecia, en Paraguay o en Japón, argumenta. La forma de obtener las 2800 calorías, y los precios de esos alimentos varían en cada país, dice.

“No tiene sentido aplicar los 1,25 dólares en todos los países, si yo vivo en Kuwait, con un dólar no compro nada, ni un chicle”, resalta.

Ferreira señala que Weber se contradice al criticar a Argentina y Brasil por bajar sus topes de ingresos mínimos para establecer la pobreza extrema a fin de disminuir sus estadísticas, y por otro lado propone que Paraguay haga lo mismo.

“Esta manipulación estadística es típica de los países populistas de izquierda. En Argentina, por ejemplo, ellos fijaron un costo de 6 pesos por día como pobreza extrema, que sería hoy alrededor de 78 centavos de dólar al cambio oficial (él propone 80 para Paraguay)”, dijo ayer Weber. Brasil utiliza también el método del Banco Mundial.

Ferreira recuerda que el porcentaje de pobres extremos se ha mantenido por al menos la última década en Paraguay. Existe un 18 %, según DGEEC. La pobreza si se redujo, actualmente alcanza un 32 %.

Mayores ventajas

José Molinas de la Secretaría Técnica de Planificación (STP), José Molinas, expresó ayer sobre las críticas al cambio de metodología en DGEEC, que en 2007 hubo un proceso de recalculo de la canasta familiar con ayuda del mismo Banco Mundial. Entrevistado en la 780 aseguró que se estableció una nueva línea de medición de la pobreza y se constató que se estaba sobreestimando pobreza urbana. Resaltó la importancia de que cada país establezca sus índices de medición de acuerdo a su realidad, pues tiene mayores ventajas.

Molinas también retrucó hoy las declaraciones de Weber, quien afirmó que la desigualdad está disminuyendo en el interior gracias al agronegocio. El brasilero aseguró que en el campo está disminuyendo la brecha entre ricos y pobres porque se incrementó la migración a la ciudad (otros economistas responsabilizan de esto al agronegocio) y es en la ciudad donde aumenta la desigualdad. Molinas aseguró sin embargo que Paraguay es uno de los países más desiguales.

Soja no da muchos empleos, admite Weber

Wagner Weber, aseguró a nuestro medio que la “redistribución” de la riqueza se concentró más en el área rural, gracias al agronegocio. El mismo admitió que la producción de soja no genera empleos, “directamente no genera fuentes de trabajo”, pero con las adquisiciones y construcciones que realizan los productores lleva el dinero a otros niveles, según el mismo.

Según la DGEEC, el Producto interno bruto (PIB) se concentra en un 85 % en los centros urbanos, Asunción y Ciudad del Este. Al respecto, aseguró que el sector primario representa el 12 % del PIB paraguayo y que esto se concentra mucho en regiones donde hacen sus compras, interior urbano y área rural. Asegura que ha aumentado el ingreso de las familias campesinas que trabajan en sectores industriales secundarios, y puso de ejemplo a la ciudad de Campo 9. El mismo había declarado que hubo una alta migración del campo, sin embargo.

“El productor cuando vende su soja, el quiere comprar heladeras, auto nuevo, va al supermercado, quiere construir una casa mejor, todo eso lo hace en su región”, argumentó.

Aseguró que alrededor de la producción de soja se generan comercios, servicios, agroindustrias, “allí van a trabajar hijos de campesinos”.

Weber asegura que el 70 % de las ganancias obtenidas en el agronegocio quedan en Paraguay. 30 % van al exterior como remesas de las multinacionales.

Brasiguayos

Respecto a los productores brasileros indicó que, según el Censo Agropecuario de 2008, de casi 30 mil productores, solo 8000 mil son brasileros. La mayoría de los denominados brasiguayos están desde hace 30 a 40 años y no son grandes productores, aseguró. “Favero está hace casi 50 años, ya está nacionalizado”. Alrrededor de 5 millones de hectáreas estarían en manos de brasileños, según el investigador Marcos Glauser.

Asegura también que los productores brasileros se radican y no tienen propiedades en Brasil. Hay más empresarios uruguayos que adquieren tierras según el mismo, de Brasil no hay grandes inversores en tierras que no estén radicados.

Braspar

Weber es directivo de BRASPAR Centro Empresarial Brasil-Paraguay, una empresa que inició como organización sin fines de lucro, “cuyo objetivo es integrar las economías de Brasil y Paraguay, promoviendo su desarrollo mutuo a través del comercio y mejorar las inversiones productivas”, según su sitio web. Dicha empresa realiza consultorías, investigaciones, misiones comerciales, eventos, desarrollar clusters locales , y promociona la maquila en Paraguay.

Publicó el libro “Paraguay, un milagro americano” y desarrollo investigaciones para la Asociación de Productores Sojeros, donde afirma que los mismos contribuyen al desarrollo social.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.