En Paraguay se aviva la polémica sobre el «gigantismo estatal»

En Paraguay, unas 240.000 personas trabajan en la administración pública, cifra que algunos sectores consideran excesiva para un país de seis millones de habitantes que no necesita un Estado «gigante».

Sin embargo, tanto el gobierno como las organizaciones sindicales sostienen que no se puede hablar de «gigantismo estatal» en un país en el que a menudo se reclama la «ausencia del Estado» en vastas regiones del país.
La polémica sobre el tema se avivó recientemente debido a la firma de una «Carta de Compromiso en el marco del Proyecto de Innovación Estructural del Poder Ejecutivo», entre el gobierno paraguayo y la Organización de Estados Americanos (OEA), que implica la visita este viernes a Asunción del secretario del ente, José Miguel Insulza.
El influyente sector ganadero, agremiado en la Asociación Rural del Paraguay (ARP), sostiene que el Estado necesita «una reforma que significa achicamiento», al decir de su presidente, Juan Néstor Núñez, quien critica al gobierno de Fernando Lugo «porque no quiere ni tocar el tema».
La ARP se opone a la creación de nuevos impuestos porque significará «mantener el gigantismo estatal».
También los principales medios de comunicación sostienen en sus editoriales que el estado paraguayo está sobredimensionado y abogan con frecuencia por su «achicamiento».

Lea el texto completo en BBC Mundo

Comentarios

Publicá tu comentario