En Paraguay, los de escasos ingresos sostienen los gastos del Estado

Imagen de la campaña lanzada desde el gobierno

La estructura tributaria y presupuestaria paraguaya es una de las más injustas de la región, según datos oficiales. 

Estos datos  revelan que en Paraguay los que perciben menos ingresos –las grandes mayorías sociales- cargan con gran parte de los impuestos que el Estado cobra para alimentar el Presupuesto General de Gastos de la Nación.

Según los datos oficiales disponibles del 2008[3], el 81% de todos los ingresos fiscales provienen de los llamados impuestos indirectos, principalmente los que se cobran a través del (Impuesto al Valor Agregado). Es el impuesto que pagamos todos, seamos ricos o pobres, cuando compramos nuestro alimento diario, por ejemplo. O sea que con el IVA el opulento empresario agroganadero brasileño Tranquilo Favero (que posee cientos de miles de hectáreas) paga igual que aquella persona que trabaja en un supermercado de cajera.

En contrapartida, el 18, 5% de los impuestos cobrados proviene de los llamados impuestos directos, principalmente el denominado Impuesto a la Renta aplicado a las empresas. Y se supone, claro está, que los dueños de las empresas pequeñas, medianas o grandes, tienen más recursos económicos que un trabajador asalariado.

Comentarios

Publicá tu comentario