En Paraguay existe un pueblo que se manifiesta de muchas formas

Ermo Rodríguez, coordinador del Congreso Democrático del Pueblo, sostiene que la huelga general y el paro nacional son un camino que profundiza la resistencia del pueblo “frente a un gobierno anti popular y vende patria”

-Ermo, a estas horas, cómo ves la huelga y el paro cívico nacional. Cómo, realmente, lo sentís y lo sienten los organizadores.

Muy interesante, es un sentimiento profundo el rechazo a este gobierno liderado por Horacio Cartes. El hecho de encontrarnos en estas horas de lucha es un mensaje a todos los que quieren rematar nuestro país, más especialmente al gobierno,

Ermo Rodríguez, CDP. El Congreso Democrático del Pueblo es un conglomerado de organizaciones sociales y políticas.

Ermo Rodríguez, CDP. El Congreso Democrático del Pueblo es un conglomerado de organizaciones sociales y políticas.

-En dos años y medio, dos huelgas. La primera parecía de rearticulación de un movimiento popular muy maltrecho, en el campo sindical y en varios costados. Esta huelga qué significa.

Abre un camino interesante de unidad, de lucha, de alianza. Nos ayuda a pensar en grandes conquistas políticas en nuestro país. Grande es el esfuerzo, el sacrificio, estamos en la calle, en la lucha. El Paraguay no es como dice Horacio cartes (“fácil como una linda chica”), fácil de vender, de rematar, de alquilar.

-Coincide la huelga con la cumbre del Mercosur en Paraguay. Algún dato significativo para otros países.

Sí, claro, es un mensaje también para otros países. Un mensaje de que no es la realidad que pinta Cartes la realidad. Acá existe un pueblo en resistencia que se manifiesta de distintas formas.

-De la primera huelga general nada concreto se ha logrado, en las demandas establecidas. Qué se gana entonces

Yo creo que hay que nos vamos dando cuenta de que el gobierno es entreguista, antipopular. Es un avance significativo en la conciencia, además de las reivindicaciones; la elevación de la lucha política es demasiado importante. Se eleva el debate, las posiciones, más allá de sentarse en torno, en algún momento, de reivindicaciones particulares.

-Existe la sensación de que una cosa son las demandas, las luchas y la resistencia de nuestra gente y otra, muy distinta, que corre por caminos sordos, la agenda del gobierno.

Yo creo que Horacio Cartes no tenía en su agenda esta resistencia, ellos dijeron “acá vamos a aprobar leyes, tener alquilados algunos parlamentarios… En dos años ha encontrado más resistencia a su gobierno. Por otro lado, la política que usa cartes: “quienes no están conmigo están en contra de mí”, y por lo tanto hay que caer con amenazas, imputaciones, también generan conciencia, resistencia.

Ya es  muy claro para la gente que su política es entreguista, y que, por el otro lado, ofrece migajas, casitas proyectitos. Nuestras movilizaciones también son un mensaje de la claridad que significa esta política de entrega y represión.

-Entonces, en qué momento y por qué vías alcanzaremos las reivindicaciones sociales planteadas

Se está sintetizando en alguna búsqueda, el pueblo paraguayo es muy sensible, seguro que encontraremos ese camino que nos conduzcan a situaciones, a mejores días, a días de grandes transformaciones.

Comentarios

Publicá tu comentario