En Ñeembucú, se violan leyes ambientales y peligran los humedales

Los ñeembuqueños se manifestarán a favor del medio ambiente y los humedales del Ñeembucú.

Guardianes de los humedales protestando frente a la Fiscalía.

Los ñeembuqueños están en pie de guerra. Se están preparando para hacer respetar el medio ambiente y los Humedales del Ñeembucú.

La Unión de Organizaciones Ciudadanas de Ñeembucú UOCÑ, convoca a una manifestación de protesta este martes contra los arroceros que desvían las aguas de arroyos y ríos hacia sus arrozales y fumigan desde sus avionetas con glifosato, un agroquímico letal para la vida humana.

“El avance de los arroceros está matando el medio ambiente, destruyendo los nichos naturales de los peces, del carpincho, del yacare, de las garzas, contaminando el agua dulce de los humedales, fumigando con sus glifosatos”, dijo a E’a Alfredo Salinas, un miembro de la organización Guardianes de los Humedales del Ñeembucú.

El glifosato es un agroquímico genotóxico, cancerígeno y mutagénico. Genotóxico significa que es dañino para el ADN. Las sustancias genotípicas pueden unirse directamente al ADN o actuar indirectamente mediante la afectación de las enzimas involucradas en la replicación del ADN y causando, en consecuencia, mutaciones  que pueden, o no, desembocar en un cáncer. No son necesariamente cancerígenas, pero la mayor parte de los cancerígenos son genotóxicos.

Y es mutagénica porque causa mutaciones, es decir, altera de forma permanente el ADN de las células.

Humedales de Ñeembucú.

Una lucha de años

La lucha contra los arroceros que violan todas las leyes ambientales lleva casi dos años. Las organizaciones ciudadanas y ambientalistas nunca ha bajado la guardia ni claudicado ante poderosos intereses económicos y políticos.

“Éstos han querido someter los grandes humedales a sus fines mas perversos como el de destruir el medio ambiente con tal de llenar sus bolsillos en donde verdaderamente tienen sus corazones”, dijo Salinas.

Según el ambientalista, desde un principio “Ñeembucú dijo ¡No! a los cultivos extensivos con sus fumigaciones masivas, la canalización de los esteros, la destrucción de los nichos naturales, junto a la contaminación del suelo, del agua, del ambiente y de las personas, destruyendo progresivamente la vida”.

Explicó también que el martes pasado, la fiscalía de Ñeembucú “decidió ordenar parar las obras, retirar todos sus elementos destructivos (tractores, aviones), y negarles las licencias ambientales a los agroexplotadores que violan las leyes ambientales en el Ñeembucú”

La manifestación de este martes cerrará la ruta cuarta en el lugar de la arrocera. “El pueblo ñeembuqueño se concentrará y daremos el no definitivo con la fuerza ciudadana”, dijo Salinas.

El primer arrocero, Alberto Komarek, que era intendente de Carmen del Paraná (Itapúa), entró a las tierras y comenzó a sembrar violando todas las leyes ambientales.

Según comentó Salinas, “fue procesado y la justicia le prohibió sembrar arroz en los humedales. Sin embargo se congeló el tema porque presentó una chicana basada en una prejudicialidad, que según los entendidos en la materia, debería haber sido rechazada”.

“Esa decisión fue asumida por el Tribunal de Apelaciones de Ñeembucú. Los camaristas Carlos Domínguez y Rubén Franco a la prejudicialidad cuando que esa figura no se aplica en casos de delitos ambientales. Merecen ser sancionados por el Jurado de enjuiciamiento de Magistrados”, dijo Salinas.

Un nuevo “agroexplotador”

Posteriormente vino otro arrocero, Juan Zabrodiek, también de Itapúa, que no cuenta con la licencia de la SEAM ni con autorización municipal. No obstante, sembró en el mismo lugar e incurrió en los mismos delitos ocurridos con el anterior, Komarek.

El fiscalizador de la SEAM se comprometió a intervenir la plantación y ordenar la suspensión de los trabajos. No cumplió con este compromiso realizado ante grupos ambientalistas y en presencia del fiscal en lo penal, David Cabral.

En la mañana del viernes pasado debía realizarse la audiencia con el arrocero Zabrodiek en la fiscalía a cargo de David Cabral. Se informó que la misma fue postergada a pedido del productor. Una nueva maniobra dilatoria.

Ante tal situación, la Unión de Organizaciones Ciudadanas de Ñeembucú, UOCÑ, convoca a la población ñeembuqueña para protestar contra las arroceras que utilizan agua proveniente de los humedales que existen tanto en Misiones como en Ñeembucú, por medio de la canalización o desvío.

Esto ocasiona un grave perjuicio a la fauna, la flora y a la población de los dos departamentos, teniendo en cuenta que los cauces hídricos se encuentran ligados unos con otros.

Los humedales del Ñeembucú, que abarcan más de 1 millón de hectáreas de excepcional riqueza en biodiversidad y reservas de agua, se encuentran amenazados por el avance de las fronteras agropecuarias.

Ubicados en el extremo suroccidental del país, estos humedales, constituidos por ríos, arroyos, aguadas, riachos, esteros, lagunas y nacientes, son afloramientos naturales del Acuífero Guaraní, reservorio subterráneo de agua dulce que se extiende en el subsuelo de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.