“En muchos países la Iglesia aún no está separada del Estado”

Borgo (n.1958) se ha especializado a través de los años en la investigación de “pseudo ciencias” y tendencias similares como la corriente New Age y las teorías sobre supuestos fenómenos paranormales, aunque también ha contribuido a la divulgación científica a nivel regional e internacional.

Participa frecuentemente en prensa especializada y medios de comunicación masivos: revistas, portales, diarios, radio y televisión. Actualmente dirige la filial argentina del Center for Inquiry.

¿Cómo explica al desinteresado de las ciencias la importancia del pensamiento crítico en la vida cotidiana? 

Trato de hacerle ver que nuestras creencias pueden estar equivocadas y que debemos revisarlas cada tanto porque a base de ellas tomamos decisiones que pueden afectar nuestra vida y la de otros. Para ello, el pensamiento crítico es una muy buena herramienta porque nos ayuda a separar la paja del trigo.

¿Son o pretenden ser racionales nuestras elecciones? ¿Cuánto influyen las supersticiones en la toma de decisiones de la gente hoy en día?  

Una persona racional no es necesariamente una persona que razone. Para una persona que cree en lo esotérico o en lo paranormal, la aparición de un fantasma es algo racional porque entra dentro de su sistema de creencias. Para un ateo no sería racional rezar, por la misma razón.

Las supersticiones son fantasías que nos hacen dar respuestas mágicas, como por ejemplo, usar amuletos, evitar a algunas personas que supuestamente traen mala suerte, etc. Los rituales o “cábalas”, se usan para evitar el mal más que para producir el bien. Por suerte, la ciencia ha despejado varias supersticiones y ha hecho que dejen de engrosar la bolsa de los milagros, que cada vez es más pequeña.

Nadie aprueba un examen poniéndose una cintita roja en la muñeca, para aprobar hay que saber, hay que estudiar. Nadie acierta permanentemente en el casino por llevar una pata de conejo. Si así fuera, ya estarían fundidas todas las casas de juego.

“Las nociones de pecado, castigo eterno, la ignorancia sexual no pueden causar el bien. Hacen mal. Crean mentes retorcidas y morbosas”

Usted ha dedicado gran parte de su vida a estudiar, revelar y refutar los mecanismos de diversas pseudociencias. Yo no solo las entiendo como faltas a la verdad sino también como fraudes o embustes dirigidos a personas necesitadas de soluciones mágicas. ¿Encuentra diferencias entre los parapsicólogos y un sacerdote católico,  pastor evangélico o rabino? ¿Y el New Age y los libros de autoayuda? 

Si bien las religiones no imitan la estructura científica claramente contienen creencias que exceden la razón humana y de ellas derivan directrices sobre cómo actuar.

Las pseudociencias son falsas ciencias, por lo tanto no pueden aportar conocimiento genuino. Es cierto que hay fraudes y embustes, pero también hay gente que cree e investiga sinceramente, aunque son los menos.

borgo2Si el parapsicólogo dice que encontró la prueba de la telepatía pero no tiene evidencias, se parece mucho al sacerdote que afirma que hay vida después de la muerte o que vendrá el Día del Juicio Final. La diferencia es que un parapsicólogo puede investigar un fenómeno que no tiene que ver con la moral, mientras que el sacerdote profesa una religión donde la moral es punto fundamental.

Ello lleva a situaciones no muy productivas desde el punto de vista de la educación de un niño, por ejemplo: Las nociones de pecado, castigo eterno, la ignorancia sexual no pueden causar el bien. Hacen mal. Crean mentes retorcidas y morbosas, como sugería el gran filósofo inglés Bertrand Russell.

Respecto de la New Age, o Nueva Era, no tiene nada de novedoso. La esencia de la New Age es el deseo de vivir en un mundo más fácil, donde haya que hacer menos esfuerzos, donde dependamos de “energías” caprichosas, donde con solo desear algo ya lo tengamos. Las cosas, en el mundo real, no funcionan así.

Los libros de autoayuda, en su mayoría, contienen frases de sentido común, aunque algo acarameladas. Pero hay otros que están muy bien escritos. El primer ejemplo, y voy a ser reiterativo, lo constituye “La Conquista de la Felicidad”, el ya mencionado Russell, publicado en 1930.

“Bunge ha realizado una tarea monumental, pero creo que en ciertos temas lo traiciona su ideología”

En otro extremo, llamémosle ideológico, se encuentran los positivistas. Algunos de ellos afirman que aún en el caso de que la verdad absoluta fuese inalcanzable hay que asumir que las conclusiones alcanzadas a través de la ciencia lo son y a partir de ello proceder frente a las responsabilidades individuales y sociales. Una manera «pragmática»

¿Qué opinión le merecen el positivismo o dogmatismo del progreso?

El positivismo tuvo buenas intenciones, de la mano de  Comte y John Stuart Mill. Sostenía que todos los problemas filosóficos y científicos debían encararse únicamente en el marco del análisis de los hechos reales verificados por la experiencia. Vaya Ud. a preguntarle a un físico actual qué es un “hecho real”…

Sin dudas el positivismo contribuyó en un principio al desarrollo del pensamiento científico, pero su propuesta quedó estancada en el tiempo y la epistemología moderna de la ciencia lo dejó en el olvido. Por otra parte hay tantas concepciones y versiones del positivismo que sería aburrido y muy extenso examinarlas.

borgo3

Hace no mucho tiempo el prolífico filósofo Mario Bunge, compatriota suyo, visito nuestro país. ¿Qué opinión le merece la obra que Bunge dedica a la epistemología?

Bunge realizó una tarea monumental. Es un realista, materialista, que se ha dedicado al esclarecimiento, a la clarificación de los conceptos filosóficos más importantes. Creo que un muy buen libro suyo es “Seudociencia e Ideología”, aparte de “La ciencia, su método y su filosofía”, obra clásica si las hay.

Justamente creo que a Bunge lo traiciona su ideología en cuanto comienza a tocar temas relacionados con la política y la economía. Ahí no estoy en nada de acuerdo con él, excepto en que los escépticos debemos enfrentar los temas económicos y políticos. Respecto de estos temas, estoy en la vereda de enfrente de Bunge.

Detengámonos en la epistemología, es decir la rama de la filosofía cuyo objeto es estudiar la formulación del conocimiento. ¿Qué lecturas la recomienda a un joven o no tan joven con intereses en incursionar sobre el tema?

El objeto de estudio de la epistemología es el conocimiento. Más que libros, recomiendo autores, de una variada gama: Popper, Kuhn, Bunge y otros. Hay que leer de todo. La epistemología no es un bloque dogmático y varios autores tienen enfoques distintos que podrán enriquecer al principiante. Separar la paja del trigo -como decimos coloquialmente- es otra cuestión, que dejo para los especialistas.

“Todos los libros sagrados de las religiones monoteístas muestran a un Dios violento”

Recientemente toqué el tema del rol de las creencias irracionales en la acción humana. Tanto Paraguay como Argentina y la gran mayoría de los estados occidentales a excepción del Vaticano y las monarquías británica y bálticas se proclaman estados laicos aconfesionales. ¿Cuánto de realidad hay en esto?

Mario Bunge.

Mario Bunge.

La educación pública argentina es laica. Pero en mi país, Iglesia y Estado no están separados, lo cual es un grave problema. La religión se filtra por todos lados, incluso en países donde Iglesia y Estado están separados, como es el caso de los Estados Unidos y otros. Esto no previene la intromisión de grupos religiosos en la educación. Los partidarios del creacionismo y el diseño inteligente están llevando a cabo una tarea divulgativa agresiva y de infiltración en todos los ámbitos de la educación en los EE.UU.

A Ud. le podrán decir que una nación es laica, pero ello no quita que la religión  tenga importantes influencias. Un presidente, en la Argentina, debe ser católico y no puede estar divorciado, y todos los ciudadanos, seamos católicos o no, debemos sostener a la Iglesia con nuestros impuestos. No hay duda de que este estado de cosas tiene que terminar.

La masacre acontecida recientemente en Francia reavivó el debate sobre el rol del credo musulmán en los atentados terroristas.  ¿El islam promueve la violencia o depende de la interpretación?

Si Ud. examina los libros sagrados de las religiones monoteístas, va a encontrar a un Dios vengativo, que castiga, impiadoso. Estas religiones han sostenido la paz y el amor durante siglos, pero en su accionar han demostrado lo contrario. Se vienen matando unos a otros desde hace miles de años.

No me sorprende lo acontecido en Francia, ni en Dinamarca, ni en otros países, donde se decapita o se quema a enemigos o se practica la ablación de clítoris para que las mujeres no puedan gozar sexualmente.

Se acepte o no, las religiones mencionadas fomentan el fanatismo, Creo que hay que apostar al diálogo con los sectores más liberales de las religiones, que estén dispuestos a la tolerancia. “Ateo” sigue siendo mala palabra. Si Ud. quiere acceder a un empleo puede decir cualquier cosa menos que es ateo. Y no debería estar permitido preguntar a un candidato sobre sus creencias religiosas.

charliehebdo

“Mucha gente bautiza a sus hijos por tradición pero luego no practica en la vida cotidiana. Es imposible vivir como indica la biblia”

¿Usted sostiene que las sociedades occidentales también relegan al ciudadano no creyente?

En muchos países occidentales, la Iglesia no está separada del Estado, por lo cual, sea usted creyente o no, mantiene a la Iglesia con sus impuestos. Si se obligara a los creyentes a subvencionar organizaciones ateas o agnósticas, seguramente lo tomarían como una discriminación. Los  creyentes miran la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio.

Con diferentes matices, los religiosos consideran que el ateo o el agnóstico son personas cerradas, frías, materialistas, que están “en contra” de la espiritualidad y todo lo relativo a las creencias religiosas.

«El pecado es una noción perversa. Puede servir como control social, claro, al igual que la tortura…»

Pero también existen, por ejemplo, fenómenos como el del “ateísmo católico” , personas ligadas o no al mundo intelectual que no creen pero sostienen que la existencia de la Iglesia ha sido beneficiosa en términos sociales

No creo que un conjunto de mitos y de restricciones haya contribuido mucho al orden social, o por lo menos a un orden aceptable en términos morales. Creo que ya he respondido que el pecado es una noción perversa. Puede servir como control social, claro, al igual que la tortura…

Y no debemos olvidar que mucha gente bautiza a sus hijos y los hace tomar la comunión por una cuestión de tradición. Muchos creyentes, en su vida cotidiana, no practican la palabra de Dios. Es que son seres humanos, no santos inmaculados. Es imposible vivir tal como lo indica la Biblia. Y sería deseable que poco a poco se vayan olvidando esas “enseñanzas” que tanto mal han causado a la humanidad. Basta recordar lo que fue la Santa Inquisición y los actuales fundamentalistas.

¿Qué tipo de medidas políticas cree usted que deben implementarse para terminar con la injerencia de la religión predominante en las instituciones públicas?

Ante todo, debe implementarse la separación efectiva entre Iglesia y Estado.

Segundo que las escuelas religiosas dejen de estar subvencionadas por el Estado. No debe haber privilegios.

En tercer lugar, se debe implementar desde la escuela primaria una visión científica del universo, desmitificando los cuentos de hadas de la religión.

En cuarto lugar, quitar de las instituciones públicas todo símbolo referente a las religiones. Por ejemplo, no debería haber crucifijos -o cualquier otro símbolo de otras religiones- en los juzgados ni en ninguna otra institución pública.

Un presidente no debería jurar cumplir su deber como funcionario poniendo una mano sobre la Biblia o sobre cualquier otro texto sagrado. Los errores o delitos deben examinarse a la luz de la ley, no a la luz de la “ley divina”.

Para concluir:¿Nos encaminamos a un futuro donde tengan más protagonismo la ciencia y la tolerancia que la superstición y la violencia que aquella genera?

Creo que a largo plazo la ciencia va a ir quitando lugar a la superstición y a la violencia, mediante la investigación y la desmitificación de las creencias religiosas y la pseudociencia. Soy optimista, aunque los tiempos en que vivimos sean difíciles. Si usted quiere tener un adulto profesional competente, debe estimular la curiosidad desde la niñez, no debe esquivar respuestas a preguntas “difíciles” y debe estar decidido a enfrentar la verdad no con mitos, sino con evidencia proporcionada por la investigación científica. El gran reto es formar personas con juicio crítico, independiente y alentar el librepensamiento.

Muchas gracias Alejandro por compartir con nosotros tus reflexiones.

Comentarios

Publicá tu comentario