En el caso Curuguaty “el Ministerio Público actuó como una Gestapo”, según Adolfo Ferreiro

El senador adelantó que solicitarán la interpelación del Fiscal general. “Están violando con un ‘articulito’ secundario (del Código Penal) todo el sistema jurídico constitucional”, advirtió. “El juicio de Curuguaty se verá como una manifestación de la bestialidad político-jurídica en Paraguay”. Calificó al proceso como “una persecución política” y que los campesinos son chivos expiatorios.

Adolfo Ferreiro. Foto: Vanguardia.

Adolfo Ferreiro. Foto: Vanguardia.

El senador de Avanza País, Adolfo Ferreiro adelantó que requerirán la interpelación del fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, por las faltas en el proceso de Curuguaty y su responsabilidad política. Porque el Ministerio Público está “violando con un ‘articulito’ secundario (del Código Penal) todo el sistema jurídico constitucional”, resaltó en sesión de la Cámara de senadores de hoy.

Aseguró que el caso tendrá consecuencias más allá de Curuguaty, “porque cuando se autoriza la represión política, y con esto, todos vamos a ser víctimas en un momento”, indico.

“El juicio de Curuguaty se verá como una manifestación de la bestialidad político-jurídica en Paraguay”, advirtió.

El problema no es la medida alternativa, dice. “En ese juicio, el Ministerio Público actuó como una Gestapo (la policía Nazi), actuó como actúan las policías totalitarias del mundo. Despreció argumentos elementales de análisis objetivos del caso”, expresó.

Podemos concluir estimados colegas, “esto es una persecución política. Tiene una intención clara, castigar en unos chivos expiatorios para encubrir y ocultar hechos reales. Por las razones que sean, no me importa, estamos ante un ministerio Público que oculta hechos reales, está encubriendo para lograr la impunidad de los autores reales, morales, de lo que ocurrió en Curuguaty”. Calificó como conducta criminal la del Ministerio Público, y que es acompañada por algunos jueces.

Descomposición

La república está en proceso de descomposición y carente de una viabilidad política jurídica, remarcó. A esto se suman las “prácticas deleznables” que fueron denunciadas ayer y afectan a la misma Corte Suprema de Justicia, por un supuesto esquema de protección de narcotraficantes, agregó. “Los que nos observan desde el exterior, ven que nuestra actitud política e institucional carece de lo más mínimo, y el sistema político especula como sacar provecho”.

Afirmó que sería una cobardía moral y política no expresarse por este tipo de hechos. Por ellos, el Paraguay es condenado a nivel internacional, aseveró.

“Más allá de las cortesías de empresarios que vienen a hacer shopping, y a quienes el gobierno promete cosas que no puede garantizar, en Paraguay el principio democrático y de Estado de derecho y de la ley no rige”, aseveró.

Atropello a la ley

En el caso de Curuguaty está en juicio toda la institucionalidad, como abogado sé del proceso penal, dijo.

Recriminó al fiscal Jalil Rachid por apelar a “un articulito” del Código Penal, sin importar que esté en contra de la Constitución y tratados internacionales. “Ese juicio está plagado de todas las irregularidades, atropellos de principios y de leyes más importantes. Por eso ese juicio de Curuguaty, se ve como un juicio político. En el mundo se ve. Se requiere la probidad de los agentes fiscales, si no la tiene, es porque la intención política lo permite”, advirtió.

Si se viola garantías de personas es porque hay voluntad política que permite eso, según Ferreiro. Asegura que por eso tenemos una calificación cero en materia de seguridad jurídica. “Porque la conducción política y la opinión pública a veces, permanecen indolentes indolente a este atropello”.

Responsabilidad de Cartes y la ANR

Según las propias manifestaciones del Ministerio Público, no le importa indagar qué pasó con los campesinos muertos, señaló. Murieron 7 policías, ningún de los indicios que podrían aclarar el asesinato de policías son indagados. Cuando se cuestiona calidad de investigación, no les importa.  “Al Ministerio Público no le importa lo qué le ocurrió a otras víctimas civiles”.

No olvidemos que el ministerio Público es el agente institucional del gobierno. Por lo tanto, es políticamente responsable el gobierno de Cartes, la ANR, porque son partido de gobierno. No pueden los colorados y el gobierno colorado ser indiferentes a esta destrucción de la república. Acotó además que la oposición también es responsable de decir esto, que muchos no quieren oír.

“Estamos retornando a ser de nuevo un país de gobierno salvaje”, finalizó.

Comentarios

Publicá tu comentario