En el 2013 la ciudadanía se hizo cargo de su indignación, afirma Brunetti

El analista político y comunicador Vicente Brunetti, en una entrevista con radio Fe y Alegría, señaló que este año 2013 dejó como saldo positivo que la ciudadanía asumió y se hizo cargo de su indignación, saliendo a las calles con el fin de exigir derechos e interpelar al poder.

“Luego del estallido de la indignación ciudadana, todos los delincuentes siguen campantes”, expresó Vicente Brunetti. Foto: Charizard.

“La ciudadanía se hizo cargo de su indignación. Empezó a demostrar y empezó a ejercer su rol de ciudadano. Ser ciudadano no significa únicamente vivir en una ciudad, sino que equivale a la posibilidad de usufructuar los derechos a plenitud. Eso hace ciudadano a una persona. Cuando interpela de una forma u otra al orden social vigente, que carece de justicia, carece de equilibrio, carece de bondad, carece de dignidad. (Este orden) no sirve para los fines que puedan permitirle a la ciudadanía poder mantenerse, crecer y llegar a ser todavía mejores personas.  Entonces se interpela a ese orden con el fin de modificarlo si cabe o de sustituirlo. Eso hemos visto en nuestras calles este año”, expresó.

Brunetti enfatizó la importancia de estos movimientos, a pesar aún de la falta de organización y que muchos de los beneficiarios del orden corrupto aún permanecen en sus cargos. Mencionó específicamente, por poner algunos ejemplos, que el colorado Enrique Riera, a quien calificó de “el sepulturero del Ycuá Bolaños y que tiene cuentas pendientes con la justicia”, es el presidente del Consejo de la Magistratura. Citó, asimismo, al diputado colorado José María Ibáñez, de quien dijo que “pocas veces se vio una desfachatez, una angurria tan miserable. No solo roba, sino que le roba a los desposeídos”.

“Luego del estallido de la indignación ciudadana, todos los delincuentes siguen campantes”, afirmó.

Brunetti observó que este estallido de la indignación puede ser generador de cosas nuevas y llegar a buen término en la manera de interpelar al poder, que como nunca está despojado de cualquier sentido de lo social.

“Solamente tienen las viejas recetas neoliberales del capitalismo que las están desenfundando ahora a troche y moche. Es decir, no les importa nada. No les importa la franja de cerca de dos millones de personas en situación de pobreza extrema que tenemos en el país. No les importa que haya hambre en el campo. No les importa que los cultivos de subsistencia se estén malogrando debido al uso masivo de agrotóxicos y al mal uso de la tierra, de tierras también malhabidas, que siguen en las mismas manos, que las recibieron de la dictadura y que siguieron después recibiendo desde las esferas del poder.  Y que amontona a un grupo de 500 privilegiados, de 500 familias que son las chupópteras de este país, que tienen todas las ventajas y garantías de poder hacer lo que les da la gana”, señaló.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.