En allanamiento por el caso Lindstron la fiscalía y la policía denigraron a pobladores de Tacuati Poty

(Fuente: Base IS) La fiscala Fanny Aguilera, el comisario Ovidio Benegas y su gente operaron con orden judicial ilegal, tumbaron ollas de comidas, intentaron plantar panfletos del EPP y hasta interrogaron a niños apuntándolos a la cabeza con sus armas, denunciaron organismos de derechos humanos.

Manifestación de la población de Tacuati Poty contra los atropellos fiscal policiales. Foto de Serpaj-Py

Esta mañana el Servicio Paz y Justicia Paraguay(SERPAJ-PY) y la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay(CODEHUPY) realizaron una conferencia de prensa. En ella transmitieron a la opinión pública lo que encontraron en su viaje a Tacuati Poty, asentamiento campesino cercano al lugar donde asesinaron al ganadero Luis Lindstron el pasado 31 de mayo.

La comitiva de ambas instituciones viajó al lugar el pasado 22 de junio a pedido de la comunidad, que acercó sus denuncias en torno a arbitrariedades de los funcionarios fiscales y policiales que realizaron varios allanamientos durante los primeros días de junio.

El abogado de la CODEHUPY, Francisco Benítez, mostró una copia de la orden de allanamiento emitida por el juez de garantías de Santa Rosa del Aguaray, César Domínguez Narvaez. Este documento “carece de valor legal”, dijo el abogado, al señalar que ni siquiera especifica por cuál caso de investigación se emitió ni qué se buscará en el procedimiento. Cuestionó la desprolijidad del documento mostrando que la orden dice en un punto que busca la “aprehensión de personas en fragancia”.(1)

Dijo que este tipo de órdenes de allanamiento abiertas dan pie a que quienes hacen los procedimientos cometan abusos, fuercen la investigación o hasta incriminen a inocentes plantando pruebas.

Justamente otro de los aspectos cuestionados por los organismos de derechos humanos fue el actuar del comisario de la Comisaría 10 de Tacuati, Ovidio Benegas. El funcionario se mostró prepotente en todo el procedimiento y en una de las casas intentó plantar un panfleto con consignas del Ejército del Pueblo Paraguayo(EPP). Finalmente desistió ante la presión de la dueña de casa y de los vecinos.

Según la denuncia de otros pobladores y pobladoras, los policías actuaron con violencia extrema y en las casas, apartaban a los niños y niñas y les apuntaban a la cabeza con sus armas, intentando interrogarlos. También realizaron otros allanamientos frente a una escuela, en horario de clases, alarmando a los estudiantes.

En todo momento los operativos se realizaron aparatosamente, con hasta 14 patrulleras cercando las humildes casas. Otra de las cosas que se registraron, agregó el abogado de la CODEHUPY, fueron la crueldad, el robo de pertenencias en las casas y el intento de implantar pruebas por parte de la comitiva fiscal y policial.

En este caso, en una de las casas, la propia fiscala Aguilera habría tirado al suelo una asadera con comida, según las denuncias. En la misma casa se robaron 35.000 guaraníes, que finalmente ante la presión de la afectada, re-apareció parcialmente.

Preocupa a los organismos

El vocero del SERPAJ, Abel Irala, señaló que preocupa a ambas instituciones la situación de probreza estructural en que vive el asentamiento Tacuati Poty, y el abandono total por parte del Estado paraguayo.

También la posibilidad de que la investigación se base en testigos falsos, que refuerzan la hipótesis que predomina para fiscalía. Irala dijo que la fiscalía intenta involucrar a los pobladores campesinos y no se detiene a indagar sobre las otras líneas de investigación, como pudiera ser el involucramiento de mafias, teniendo en cuenta que las balas que mataron a Lindstron originalmente fueron importadas por la Policía Nacional desde Colombia, para sus fuerzas de asalto de la FOPE. (2)

Dijo además que se monitoreará cualquier acción que pueda significar represalias contra los pobladores, por las denuncias que acercaron.

Realizarán acciones legales

El abogado de la CODEHUPY señaló que siguen evaluando las medidas judiciales que desplegarán en torno a las violaciones y abusos relatados. Que por el momento decidieron acompañar el pedido de remoción del comisario Benegas, que ya iniciaron los pobladores de Tacuati Poty ante la Comandancia de la Policía Nacional.

En torno a los niños y niñas que fueron vulnerados en su integridad durante los allanamientos, dijo que se sentarán a evaluar con organismos de asistencia psicológica, para realizar una contención. Y en segundo lugar, analizarán con organismos que velan los derechos de la niñez y adolescencia las medidas legales.

Por último, también dijo que en el caso de que las instituciones estatales no respondan a estas primeras acciones y no cesen de cometer atropellos a los derechos de las poblaciones de Tacuati Poty, estarían llevando el caso a instancias internacionales como la Corte o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que éstas emitan medidas cautelares en favor de la población afectada.

CITAS:
(1):VER: Código Procesal Penal, artículo 189: “Mandamiento y contenido de la orden”
(2): VER: Mataron a Luis Lindstron con balas que fueron robadas a la policía: http://www.ultimahora.com/notas/627976-Mataron-a-Luis-Lindstron-con-balas–que-fueron-robadas-de-la-Policia

Comentarios

Publicá tu comentario