En 1930, EE.UU. esterilizó a 60.000 personas por poseer una “genética indeseable”

Luego de 80 años, el Gobierno norteamericano les paga 50.000 dólares por los daños causados.

El medio estadounidense indicó que, para los autores del plan, no se trataba de algo maquiavélico, sino más bien benigno, pues según su hipótesis, al cabo de varias generaciones aplicando el método, la genética superviviente “permitiría” al país reducir costos en hospitales, disminuir la pobreza y haría de los estadounidenses una raza “superior”.

Para hacer cumplir un proyecto de “limpieza genética” que pretendía “mejorar” la raza humana, cerca de 60.000 afrodescendientes, pobres y personas abandonadas que residían en Estados Unidos fueron esterilizadas de manera forzosa a fin de impedir que dejaran descendencia.

Un reportaje publicado este martes por el diario estadounidense Daily Mail, reveló un plan llevado a cabo en 1930 cuyo objetivo era la esterilización de personas que supuestamente poseían “genética indeseable” para EEUU.

El diario precisa que en este grupo de personas se contaban adolescentes de familias numerosas y con pocos recursos, niños con el coeficiente intelectual bajo o de personas con problemas mentales y emocionales; que según las autoridades “empeoraban” la especie humana.

Con esta premisa, cerca de 60.000 personas en 30 estados se vieron obligadas a practicarse una vasectomía o una ligadura de trompas, es decir, una esterilización que les impidiera el dejar descendencia.

Según relata Daily Mail, el plan fue olvidado y enterrado tras la Segunda Guerra Mundial, ya que para esa época, fue altamente criticado porque se parecía demasiado a la “pureza racial” que buscaban los nazis.

El medio estadounidense indicó que para los autores del plan, no se trataba de algo maquiavélico, sino más bien benigno, pues según su hipótesis, al cabo de varias generaciones aplicando el método, la genética superviviente “permitiría” al país reducir costos en hospitales, disminuir la pobreza y haría de los estadounidenses una raza “superior”.

Luego de más de ocho décadas de desarrollar la estrategia, las autoridades dijeron contemplar el plan “con una perspectiva totalmente distinta en torno a la eugenesia (metodología) aplicada”, a la vez que se cuestiona incluso la labor de compensar a las víctimas con dinero.

En este sentido, Charmaine Fuller Cooper, directora ejecutiva de la Fundación por las Víctimas de la Esterilización de Carolina del Norte, asegura que no se puede medir en dinero la vida de un bebé que no nació o la depresión que genera en una mujer el que jamás pueda tener hijos.

Pese a esta postura, se decidió que cada afectado por este proyecto recibirá alrededor de 50.000 dólares en forma de compensación, con las autoridades haciendo énfasis en que no están asignando precio a la vida de nadie, sino como resarcimiento al daño psicológico generado a las víctimas.

Además de esta esterilización forzosa, el Gobierno estadounidense también emprendió experimentos similares calificados como inhumanos que incluían contagio inadecuado e innecesario de enfermedades a fin de encontrarles reacciones a diferentes tratamientos.

Entre estos polémicos estudios, se incluye un experimento local en el que se infectó a casi un centenar niños de orfanatos con malaria para “investigar” la cura de la afección.

Asimismo, se cuenta otro programa en el que se permitió la propagación de enfermedades venéreas a más de 5.500 guatemaltecos sin información (ni a las personas infectadas ni al Gobierno) solamente para comprobar el uso de la penicilina.

Fuente: Librered.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.