Empresas imponen servicio más caro, pero el gobierno dice que la gente está contenta

Agustín Encina, viceministro del Transporte. Foto: Agencia de Información Paraguaya.

Agustín Encina, viceministro del Transporte. Foto: Agencia de Información Paraguaya.

En días inhábiles y en horas de la tarde-noche, cuando la frecuencia de buses merma antes del cierre del servicio, las empresas del transporte imponen a los usuarios el servicio diferencial de 3.400 guaraníes, al que muchos se ven obligados a tomar ante la falta de opciones y el riesgo de no poder volver a sus hogares.

Consultado al respecto, un chofer de la Línea 48 San Isidro confirmó que reciben las órdenes de la patronal para sacar con mayor frecuencia en esa franja los buses climatizados, dejando sin opción a los usuarios de optar por el servicio convencional de 2.300 guaraníes, que de por sí ya había generado un gran descontento y provocado una ola de protestas en enero de 2014, que fue violentamente reprimida por la policía y varios detenidos se enfrentaron a procesos por “perturbación de la paz pública” y “resistencia”.

La empresa que explota las líneas 8 y 48 ha anunciado que gracias a los bonos del gobierno la totalidad de su flota pasaría a brindar el servicio diferencial, por lo que los usuarios no podrán evitar las nuevas tarifas.

A pesar de ello, el viceministro del Transporte, Agustín Encina, aseguró que existe gran aceptación del público hacia este servicio, pues los usuarios lo utilizan y hasta ahora no vio quejas en las redes sociales.

“Hasta ahora bien, tampoco veo quejas en las redes sociales. Quizás al pasajero de repente de buenas a primeras le puede costar pagar 3.400 guaraníes”, dijo Encina citado por la Agencia de Información Paraguaya.

Sobre un costo de 100.000 dólares por unidad, el gobierno de Horacio Cartes ha regalado 30.000 dólares por cada bus a los empresarios para emprender la “modernización” del transporte público, sumando hasta ahora más de 6 millones de dólares de obsequio estatal a los transportistas. No obstante, a pesar de que un importante 30% del costo es asumido con dinero público, los buses son de exclusiva propiedad de los empresarios y los usuarios deben pagar un pasaje más caro.

Comentarios

Publicá tu comentario