Empresarios apoyan “responsabilidad fiscal”, pero rechazan impuesto a la exportación de granos

Representantes de corporaciones privadas anuncian propuesta del gobierno para trabajar de manera conjunta en ley de responsabilidad fiscal. En tanto, sostienen que impuesto a la agroexportación es «anacrónico».  

El presidente de la Cámara de Diputados, Juan Bartolomé Ramírez (c), durante la reunión mantenida con representantes de gremios empresariales. Foto: diputados.gov.py.

Representantes de gremios empresariales que se reunieron con el presidente Horacio Cartes y el titular de la Cámara de Diputados, Juan Bartolomé Ramírez, expresaron su apoyo a la llamada ley de “responsabilidad fiscal”, que establece topes en el Presupuesto General de la Nación (PGN), y anunciaron que el gobierno presentó una propuesta para la conformación de una comisión a fin de que los grupos empresariales “colaboren” en la elaboración de la normativa.

“Un apoyo a una ley de responsabilidad fiscal. No queremos hablar en detalles de cuál es. Lo que sí queremos que se hable sobre la base de que no se gaste más de lo que se recauda y que tampoco se invente lo que se recauda”, expresó a la 780 AM el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Eduardo Felippo, al término de la reunión con el presidente de la Cámara Baja.

Al ser consultado sobre la postura del presidente de Diputados, dijo que “está de acuerdo en que trabajemos juntos. Él está preocupado, dice que está de acuerdo. Y lo que nosotros pensamos es que inclusive hay una sugerencia de ellos para que hagamos una comisión para trabajar en esto y en otros temas que corresponden al Estado”.

A su vez, luego de la reunión con Cartes señaló que “venimos a conversar con él y a explicarle nuestra predisposición para que se solucione el problema y que pueda salir del Parlamento una ley apropiada sobre todo para que no se gaste más de lo que se recauda. Nosotros el sector privado, industrial, todos estamos completamente de acuerdo en que los gastos tienen que ser controlados, que no se puede gastar más de lo que se recibe. Después entra la etapa de la calidad del gasto”.

Por su parte, el titular de Diputados dijo, citado por la página oficial de la Cámara Baja, que «estamos conformes con la reunión, donde se representaron casi todos los gremios para dialogar, sobre la responsabilidad fiscal; estuvimos haciendo comparaciones de la realidad nacional, debatiendo y hablando sobre la iniciativa de este proyecto de Ley».

Otro de los participantes del encuentro, el presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Germán Ruiz, afirmó que «no se pueden realizar cálculos aéreos, y dentro de eso se gaste correctamente lo recaudado sin que pase del 1,5% como tope de déficit, porcentaje que aún se puede manejar. Recordemos que los países que no recaudan lo necesario; van subiendo el tope y luego pasa lo mismo que en la Argentina, donde aparece la cotización oficial del dólar y la cotización en negro, para tratar de tapar agujeros, es eso lo que castiga mucho más al pueblo».

Ruiz también cuestionó un posible impuesto a la exportación de granos, ya que la creación de este tributo es propio de un “país en retroceso”.

Cuadro que grafica la proporción de fincas destinadas a la soja con relación a su extensión. Imagen: iica.org.py.

Ante nuestra consulta al respecto, Ruiz sentenció que el impuesto a la agroexportación “es un impuesto totalmente desfasado, anacrónico, que lo único que hizo es retrasar a un país como Argentina. En otros países se les subvenciona a los productores primarios, como en EE.UU. y Europa”.

Ante esto propuso una generalización del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y para argumentar su postura se remitió a la postura expresada por Hernán Büchi, exministro de Hacienda del dictador chileno Augusto Pinochet. “Hace más de 20 años el ministro chileno Hernán Büchi ya dijo que la solución es generalizar el IVA. Con el Iragro se va a cerrar el círculo. El único país que aplica el impuesto a la exportación como Argentina tiene déficit fiscal, una inflación galopante y cada vez menos reservas monetarias, todo esto durante del boom del agronegocio”, aseveró.

“Acá es mejor cerrar el círculo con la generalización del IVA. Por eso nosotros apoyamos el Impuesto a la Renta Personal. Si se grava los productos en crudo eso favorece a las grandes industrias y se perjudica a los pequeños productores de soja, que en su mayoría no tienen más de 100 hectáreas”, aseguró.

Sin embargo, según datos del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), que se basa en el Censo Agropecuario de 2008, el 43% de las fincas que producen soja tienen de 100 a 1.000 hectáreas, y el 44% más de 1.000 hectáreas. Por tanto, este rubro es dominado por los propietarios de grandes extensiones.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.